miércoles, 1 de marzo de 2017

Cómo crear un USB de arranque para instalar Windows o Linux

USB


Si alguna vez te han pedido o has necesitado instalar un sistema operativo en un otro ordenador, es posible que te hayas visto en la necesidad de crear un USB de arranque para poder instalarlo fácilmente donde sea. Y claro, aunque hacerlo es relativamente sencillo, puede que no tengas los conocimientos necesarios para hacerlo.

Por eso hoy vamos a explicarte cómo realizar este proceso, y lo vamos a intentar hacer de forma sencilla para que cualquiera pueda hacerlo sin problemas. Lo vamos a hacer por una parte con Windows 10, que tiene el método más sencillo, y por la otra con Ubuntu por ser una de las distribuciones GNU/Linux de referencia.

Antes de nada tienes que tener en cuenta una cosa. En algunas herramientas no lo necesitarás, pero por lo general, en la mayoría de las ocasiones tendrás que tener descargada la imagen ISO del sistema operativo que quieras instalar. Por ejemplo en el caso de Ubuntu, conseguirla es tan sencillo como ir a su web de descargas y bajarte la versión que necesites.

Microsoft también tiene habilitada una página web para descargar la imagen de disco de Windows 7, y en el caso de Windows 10 sólo podremos hacerlo con una aplicación específica, aunque no tengas miedo porque es precisamente la misma que vamos a utilizar para crear el USB de arranque.

Windows 10 tiene su propia herramienta



Instalacion Windows 10


Vamos a empezar por Windows 10, el actual sistema operativo de Microsoft. Aquí el proceso es fácil, ya que como hemos dicho los de Redmond han diseñado su propia herramienta para crear USB de arranque con los que instalar su sistema. Se llama Media Creation Tool, y sólo tienes que pulsar en Descargar ahora la herramienta para descargarla.

Una vez descargado el archivo, ejecútalo y empezará a trabajar. Primero te pedirá que apruebes los términos de licencia, y después te preguntará si quieres actualizar tu equipo o crear un medio de instalación para otros equipos. Es esta segunda opción, la de crear un medio de instalación, la que tienes que elegir antes de pulsar Siguiente.

Antes de seguir tendrás que elegir las características de la versión de Windows que quieres pasar a la unidad de disco. Por defecto vendrán preseleccionadas recomendadas para tu ordenador. Pero como no tienen que ser las mismas que en el otro en el que vas a instalar el sistema, podrás cambiar el idioma, la edición o la arquitectura deseleccionando la opción Usa las opciones recomendadas para este equipo.

A continuación se te presentarán otras dos opciones. Podrás crear una Unidad flash USB, que es lo que vamos a hacer hoy, pero por si la necesitas también podrás únicamente descargar la imagen de disco ISO de Windows 10. Conecta el USB que quieras utilizar, elige la opción de unidad flash y dale a siguiente para ir al menú en el que tendrás que elegir la letras de tu USB y seguir.

A partir de aquí de todo lo demás se encargará la aplicación de forma automática. Primero descargará la imagen del sistema operativo de los servidores de Microsoft, y sin que tú le tengas que decir nada más la instalará en el USB. Dependiendo de tu conexión el proceso puede tardar un poco, pero una vez termine ya tendrás un USB con Windows listo para ser arrancado desde él. Ahora sólo necesitarás arrancar el ordenador desde él y podrás instalar Windows 10.

Para todo lo demás... UNetbootin



Unetbootin



Pero si lo que quieres es instalar una distribución GNU/Linux, la herramienta que necesitarás es UNetbootin 
. Es multiplataforma al estar disponible para Windows, GNU/Linux y macOS, y ni siquiera tienes que instalarla. Sólo descárgala de su página web en la versión que necesites y ejecútala de forma normal.


UNetbootin es un proyecto bastante veterano, pero se mantiene en forma gracias a su extrema facilidad de uso. Su principal función es que en muchos casos ni siquiera necesitarás descargar la ISO del sistema operativo que quieras instalar, ya que hay una lista predeterminada con algunas distribuciones GNU/Linux populares.

Cuando ejecutas la aplicación, verás que esta te presenta dos opciones para proceder. La preseleccionada será la de Distribuciópn, que te permitirá elegir una distro de la lista. Primero tendrás que elegir la que quieras utilizar del desplegable de distribuciones y luego abrir la de versiones de al lado para elegir la que quieras.

En el caso de que no encuentres la distro que necesitas, ya sea porque no está listada, porque quieres una versión más moderna, o simplemente porque prefieres crear un USB con Windows 7, hay una segunda opción llamada DiscoImagen que te permitirá utilizar una que ya hayas descargado con antelación.

En este caso, elige la opción ISO en el desplegable, y a la derecha pulsa sobre el icono de los tres puntos para abrir un explorador de archivos, ir a la carpeta donde la tengas y hacer doble click sobre ella para seleccionarla. A continuación, en el desplegable Tipo elige la opción de USB, pues es en una de estas unidades en la que quieres instalarla, y en el de Unidad elige la letra de tu USB. Una vez configurados los parámetros, sólo pulsa el botón Create y la aplicación se encargará del resto

No subestimes a YUMI ni a otras alternativas



Yumi


Si no estás del todo satisfecho con lo que ofrece UNetbootin o si te parece demasiado complicado, tienes otras opciones más. La más interesante de todas es YUMI de la que podríamos decir que es incluso más sencilla de utilizar. Su objetivo principal es el de que no necesites complicarte la vida buscando las distros.

La mecánica es sencilla, primero eliges la unidad en la que quieras hacer la instalación y después el sistema operativo que quieras instalar en ella. Pueden ser desde GNU/Linux hasta Windows, pasando por otras aplicaciones como antivirus o herramientas de sistema. Al elegir la distro que quieras te aparecerá un enlace a la página del proyecto para descargar su ISO, y una vez hecho sólo tendrás que elegirla en el explorador e iniciar el proceso de instalación.

Tienes que tener en cuenta que si eliges Windows no te ofrecerán los enlaces para descargar las ISO, por lo que tendrás que tirar de enlaces de Microsoft o la herramienta de Windows 10 para conseguirlas. Pero por lo demás, sólo te faltará elegir si quieres formatear la unidad que vas a utilizar y pulsar sobre el botón Create para iniciar el proceso.

Y si necesitas una herramienta un poco más avanzada tienes a RUFUS, que es otra de las más recomendadas para instalar imágenes ISO de Windows, GNU/Linux o UEFI. Además, también tienes otras como Linux USB Creator para crear USBs de sistemas Linux en Windows, o una SUSE Studio ImageWriter específica para crear discos de SUSE en Windows.

martes, 28 de febrero de 2017

Cómo programar tareas en Windows 10

Programar Tareas En Windows 10


El Programador de tareas de Windows es una herramienta que lleva existiendo en el sistema operativo de las ventanas desde hace muchos años. Sin embargo, no es precisamente popular, y resultaría bastante sorprendente si conoces al menos una persona que lo use de forma regular.

Esta función de programar tareas puede llegar a ser muy útil si decides que hay cosas que te gustaría que tu ordenador hiciera siempre por ti, especialmente cuando se trata de las tareas más repetitivas. La aplicación te deja elegir horarios o circunstancias exactas en las que un proceso debe llevarse a cabo, y usarla no es nada complicado, así que te explicamos cómo.

Establecer recordatorios, decidir cuando el ordenador se apaga y cuando entra en suspensión, programar una hora para que el sistema despierte de forma automática, iniciar aplicaciones de forma automática cuando inicias sesión, borrar todos los archivos de una carpeta, enviar emails de forma automática, etc. Son todas cosas que puedes hacer con el Programador de tareas en casi cualquier versión moderna de Windows.

El programador de tareas en Windows 10

Aunque prácticamente no ha cambiado nada y en Windows Vista luce exactamente igual que en Windows 10, en la última versión del sistema de Microsoft, el Programador de tareas no ejecuta algunas ordenes si el nuevo modo ahorro de batería está activo. Es básicamente la única diferencia entre Windows 10 y las otras versiones de Windows.

Por esa razón deberás tener en cuenta que cuando el modo de batería esté activo, una tarea programada no se llevará a cabo si debe iniciar cuando el ordenador está en reposo o llevando a cabo el mantenimiento automático, o si la tarea no está programada para ejecutarse cuando el usuario haya iniciado sesión.

Cómo programar tareas



Programar Tareas


Presiona el botón de inicio y escribe "programar tareas" o "programador de tareas", aunque los resultados parecen diferentes, los dos abren la misma ventana principal de la herramienta. Lo primero que notarás seguro es lo retro, aburrido y aparentemente complicada que luce la interfaz de este programa, pero no es tan complicado.



Programador De Tareas


El Programador de tareas tiene tres columnas de información. En el panel de la izquierda hay una lista de carpetas donde se organizan las tareas programadas, en el medio está el resumen del Programador de tareas con todas las que se encuentran activas de momento, y a la derecha está el panel de Acciones que te da acceso rápido a elementos frecuentes.



Asistente Para Crear Tareas Basicas Slack


Para crear una nueva tarea debes hacer click en Acción y luego en Crear tarea básica. La opción "Crear tarea" es un poco más avanzada, no tiene asistente y te deja crear la tarea directamente desde el panel de propiedades. Así que, para empezar usaremos el asistente. Asigna un nombre y una descripción a tu tarea y haz click en siguiente.



Al Iniciar Sesion


Ahora deberás elegir cuando quieres que se inicie la tarea. Puede ser a diario, cada semana, cada mes, una sola vez, cuando se enciende el equipo, cuando un usuario inicia sesión, o cuando se registre un evento específico. Esto es el desencadenante o "trigger".



Iniciar Un Programa


Ahora debes elegir la acción, que en mi caso es iniciar un programa. Las opciones para enviar un correo o mostrar un mensaje puede ser elegidas, pero al estar en desuso en Windows 10, no tendrá éxito la programación de la tarea. Sí, no tiene sentido que aparezcan ahí.



Buscar Programa


Lo siguiente es examinar las carpetas de tu equipo en busca de la ruta al programa que quieres ejecutar. Puedes hacerlo de forma sencilla si tienes un acceso directo en el escritorio, solo busca el icono de tu programa, haz click derecho sobre él, luego en propiedades y copia la ruta de Destino.



Finalizar


Para finalizar verás un mensaje de resumen sobre tu tarea, si marcas la casilla "Abrir el diálogo de Propiedades para esta tareas al hacer click en Finalizar" tendrás acceso a muchas más opciones. Es el mismo panel que aparecería si creas una tarea sin usar el asistente.



Programador De Tareas


Tu tarea aparecerá ahora en la lista de Tareas activas. Si haces doble click sobre ella podrás acceder a sus propiedades pero no podrás cambiar nada. Para editar las propiedades de una tarea ya programada debes seleccionarla y luego en el panel de acciones a la derecha, hacer click en esa misma opción.



Propiedades De Slack Equipo Local


Desde las propiedades puedes añadir más desencadenadores y acciones a una misma tarea, puedes cambiar el grupo o usuario que ejecutará la tarea, puedes darle privilegios de administrador a una tarea, puedes cambiar ciertas condiciones referentes a la inactividad del equipo, el nivel de corriente, o la conexión de red, puedes activar un historial y varias cosas más.

Programar una tarea usando un script

Así como puedes programar el inicio de un programa específico que esté instalado en Windows, puedes programar la ejecución de un comando a través de la utilización de un script. Para darte un ejemplo usaremos esta idea de How to Geek que nos deja programar el borrado automático de todos los archivos de una carpeta cada cierto tiempo.

Esto podría venirte útil en el caso de una carpeta como la de Descargas. Si acumulas muchas cosas ahí para las que luego no tienes uso, programar una tarea que se encargue de limpiarla quizás una vez por semana, podría venir muy bien.

Abre el Bloc de notas de Windows o un editor de texto como Notepad++ (si lo tienes instalado) y pega el siguiente código en un nuevo documento:

REM Remove files older than 30 days
forfiles /p "C:\Users\TuNombreDeUsuario\Descargas" /s /m . /c "cmd /c Del @path" /d -30

La primera linea es solo una descripción de la tarea "Remover archivos de más de 30 días de antigüedad", esto puedes cambiarlo si lo deseas. En la ruta de la carpeta debes reemplazar el texto con tu nombre de usuario de Windows y la carpeta que quieres limpiar, hemos puesto la de Descargas, pero tu puedes cambiar la ruta por la que quieras.



Limpiararchivos Bat


El número 30 se refiere a los días que deben pasar antes de que un archivo pueda ser borrado. Puedes cambiar el número por el que quieras también. Ahora guarda el documento con el siguiente nombre: LimpiarArchivos.bat. O lo que se te ocurra, siempre que la extensión sea .bat.



Script Programador De Tareas


Abre el Programador de tareas, crea una nueva tarea básica y dale un nombre y descripción, elige la frecuencia que prefieras para desencadenar la tarea, selecciona la Acción Iniciar un programa, y cuando hagas click en examinar busca el archivo .bat que acabas de crear. Haz click en siguiente, y luego en finalizar.

Como ves el Programador de tareas puede ser muy útil, y si te parecen interesantes sus posibilidades puedes aprender sobre otras cosas que automatizar con él. También puedes aprovechar y revisar todas las tareas que las aplicaciones que utilizas han programado en tu ordenador, y si encuentras algo que no necesites, siempre puedes desactivarlo para que no consuma recursos. Sin embargo, no es recomendado que juegues con las tareas que programa el mismo Windows si no sabes bien lo que estás haciendo, así que ve con cuidado.

lunes, 27 de febrero de 2017

Pasando de Photoshop a HTML, cinco herramientas imprescindibles

psd a HTML


Si tenéis el diseño de vuestra próxima web en un bonito y completo archivo Photoshop, ahora toca la peor parte: transformarlo en HTML y CSS, un trabajo que, en muchas ocasiones, requiere un número interminable de horas para que el resultado quede perfecto.

Aunque en los últimos tres años muchos han afirmado que la transformación de PSD a HTML está muerta, debido a la buena cantidad de herramientas que permiten diseñar en web sin pasar antes por Photoshop, hay muchas empresas en todo el mundo que siguen realizando el proceso tradicional, por lo que siempre es bueno estar al día de los recursos existentes en esta categoría.

En esta lista que os presentamos hoy os mostramos cinco herramientas que pueden ayudar con este tema, a pasar de PSD a HTML y CSS, generando diseños que posteriormente puedan alterarse para crear versiones móviles y efectos que la imagen en photoshop no puede mostrar:

avocode.com: una de las opciones más conocidas en este sector. Se trata de una plataforma que permite el trabajo en equipo y la importación de archivos PSD sin necesidad de tener Photoshop instalado en el ordenador.

Avocode también está preparado para la exportación de archivos que pueden usarse para crear versiones nativas en android y iOS, por lo que es útil también para programadores de apps móviles.
Los precios parten de los 7 dólares al mes, aunque existe la opción de probarlo durante 14 días para analizar la relación entre coste y beneficio.

psdtoweb.de: una opción no tan completa como la anterior, pero gratuita. Solo tenemos que subir nuestro archivo PSD y obtener el resultado en un zip con todos los archivos html, css e imágenes necesarias.

Es ideal para páginas independientes sin diseños muy complejos, no muy recomendado para trabajos sofisticados o aplicaciones móviles.

webbsy.com: uuna extensión para la herramienta de Adobe que permite exportar en formato web de forma sencilla y completa. El precio no es por suscripción, solo hay que pagar 49 dólares para poder exportar tantos proyectos como deseemos. En esta categoría (plugins) también hay que mencionar a css3ps.com, extensión que permite obtener el resultado en CSS3.

exportkit.com: una herramienta completa para pasar de AI, INDD y PSD a HTML, WordPress, iOS, Android y otros formatos. Los precios son diferentes para los profesionales autónomos (parte de 8 dólares) y para las empresas (planes de 50 dólares al mes).

viernes, 24 de febrero de 2017

Cómo crear un disco de reparación de Windows


Reparacion_del_Sistema_0


Un disco de reparación de Windows es una buena herramienta para solucionar problemas en el sistema operativo de Microsoft.

No todos los usuarios conocen que Windows ofrece la mayoría de herramientas necesarias para localizar y resolver los problemas que se nos presentan en el día a día, y el disco de reparación de Windows es un medio perfecto para acceder a ellas. Por ejemplo, en Windows 10, tendremos acceso a la restauración del sistema, a la recuperación de la imagen del sistema, la reparación de inicio o al símbolo del sistema, la consola de Windows. 

Y todo ello fuera del sistema que pretendamos analizar o reparar, porque se trata de un medio autoarrancable similar en su funcionamiento a los discos de rescate de terceros o los discos contra virus que con base en Linux te hemos ofrecido en otros artículos. Los medios se crean desde el mismo sistema y ocupan 366 MB para Windows 10 y 165 Mbytes for Windows 7. Un espacio reducido que nos permite crearlo en un simple CD, otros medios ópticos como DVD o un medio de almacenamiento a puerto USB, sea pendrive o disco duro externo.

Si utilizas un medio con la capacidad de almacenamiento suficiente, en el mismo también puedes añadir una copia de seguridad de los archivos del sistema por si quieres usarlo para reinstalar Windows. Es una buena opción porque la reinstalación del sistema será el siguiente paso que deberemos emplear si no podemos solucionar los problemas con el disco de rescate.

Crear un disco de reparación del sistema Windows

En Windows 10 y Windows 8 se realiza de la misma manera. Vamos a verlo con un paso a paso y grabando en un simple CD, aunque valora lo que hemos hablado en el punto anterior, la utilización de un USB para incluir también el mismo sistema.
  • Si vas a utilizar un medio óptico escribe recdisc en el cuadro de búsqueda y accederás directamente al creador de la herramienta.

Reparacion_del_Sistema_4

  • Si vas a utilizar un disco USB accede al panel de control del sistema utilizando uno de sus numerosos tipos de acceso. Por ejemplo desde el menú alternativo de inicio (tecla rápida Win + R o botón derecho del ratón sobre el botón de inicio). Pulsa sobre “Recuperación > Crear una unidad de recuperación“.

Reparacion_del_Sistema

  • En cualquiera de los dos casos la herramienta comenzará la creación del medio:

Reparacion_del_Sistema_2

  • No hay que hacer más. Lo tendremos creado en poco tiempo:

Reparacion_del_Sistema_5


Crear un disco de reparación del sistema en Windows 7 es igual de sencillo. Puedes encontrar un acceso directo en “Inicio > Todos los programas > Mantenimiento > Crear un disco de reparación del sistema”. También puedes crearlo desde “Panel de control > Sistema y seguridad > Copia de seguridad y restauración”.

Etiqueta el medio creado y guárdalo a buen recaudo. Ten por seguro que tendrás que utilizarlo alguna vez. Para ello, simplemente reinicia el equipo para arrancar desde la unidad donde lo hayamos creado, asegurándote que en la BIOS tienes fijada esa unidad como medio de arranque antes del disco duro o SSD donde tengamos instalado el equipo.


Reparacion_del_Sistema_6


Las opciones de recuperación que ves en la imagen anterior y que podemos usar desde el disco de reparación de Windows, son suficientes para solucionar la mayoría de problemas del sistema.
En caso contrario y si has añadido la opción de copia de seguridad de los archivos del sistema, podrás utilizar este mismo medio para reinstalar Windows a su configuración original.

jueves, 23 de febrero de 2017

Ejercita tu cerebro con estas siete actividades

La lectura

Ya sean novelas, cómics, periódicos o blogs, los investigadores del cerebro aseguran que la lectura mejora el funcionamiento cerebral en muchas de sus áreas, porque estimula el desarrollo neuronal mientras absorbemos información. Leer flexibiliza aquellas partes cerebrales relacionadas con la resolución de conflictos o la interpretación de lo que otros nos están diciendo. Además ejercita la memoria basada en el aprendizaje previo, lo que supone más y mejores conexiones neuronales, y ejercita las partes del cerebro relacionadas la imaginación .



Aprende a tocar un instrumento musical

Durante años, los neurólogos han realizados diversas investigaciones con las que comprobaban los numerosos beneficios que tenía para los niños y sus funciones cognitivas el hecho de tocar un o vamos instrumentos musicales. Y es que incrementa la sustancia gris cerebral, relacionada con el procesamiento de información, y construye mejores conexiones neuronales entre los dos hemisferios del cerebro, lo que permite que trabajen juntos de forma más óptima.
Unos efectos que, si bien hasta ahora se habían confirmado en los niños, recientemente han comprobado que tienen su réplica en personas de cualquier edad.



Realiza ejercicio de forma habitual

El ejercicio ayuda a producir una proteína presente en la sangre, la BDNF, responsable del desarrollo de la memoria y el enfoque. Cuando esta llega al cerebro, las células allí presentes la absorben, con el consiguiente beneficio.
Para demostrarlo, un grupo de científicos irlandeses realizó una prueba con un grupo de hombres y mujeres sedentarios, a los que sometieron al visionado de varias fotografías de personas desconocidas, con sus nombres y apellidos. Después la mitad de ellos realizaron una prueba física sobre una bicicleta estática, para después someter a un test de memoria a cada una de las secciones, la que se había ejercitado y la que no. Como era de esperar, el promedio de aciertos del grupo que sí había hecho ejercicio fue notablemente mejor.

Aprende un nuevo idioma

Ademas de los beneficios comunicativos intrínsecos que acarrea saber hablar en más de un idioma, también está demostrado que agiliza nuestro cerebro. Las personas bilingües tienen más materia gris que las que sólo entienden una lengua y pueden realizar más de una tarea porque desarrolla las zonas cerebrales relacionadas con el razonamiento, la planificación y la memoria.
De nuevo varios estudos demuestran esta afirmación: se han realizado investigaciones con niños en cuyos hogares se habla, además de la materna, una lengua extranjera, y el hecho de escuchar sonidos en dos idiomas diferentes les obliga a ordenarlos para entender qué idioma es el que están escuchando en cada momento, acelerando el funcionamiento cerebral. Pero es más, ahora se sabe que el aprendizaje de un nuevo idioma a cualquier edda tiene el mismo efecto positivo en nuestro cerebro.



Practica el aprendizaje acumulativo

¿Qué es el aprendizaje acumulativo? El proceso en el cual sumamos nuevos datos e información a conocimientos con los que ya contábamos con anterioridad. Un buen ejemplo de aprendizaje acumulativo son las matemáticas: estas funcionan como si fueran capas, a medidas que adquirimos un cocimiento, como son la sumas y las restas, vamos sumándole otros, como el álgebra o las ecuaciones.
Esto, que se observa comúnmente en los colegios, es algo que, según los neurólogos, deberíamos seguir haciendo posteriormente. Los científicos aseguran que si progresamos en nuestros conocimientos, agudizamos la memoria, mejoramos la capacidad de resolución de problemas e incluso en el lenguaje.



Haz puzzles y juegos de estrategia

Piensa que tu cerebro es como un músculo o un ordenador. Cuanta más información recopile, más funciones podrá desarrollar, y cuanto más lo ejercites, más fuerte se hará. En término neuronales, esto se traduce en plasticidad. Esta se logra cuando recopilamos información, pensamos o recordamos. Una forma muy útil de obligarnos a hacer todo esto es con puzzles, realizando algo ejercido de pensamiento deductivo o con juegos de estrategia como el ajedrez.



Medita o practica yoga

Hace poco te contábamos que levantarte por las mañanas con una poco de margen para meditar mejoraba tu productividad. Pues bien, es un hecho avalado científicamente: los neurólogos aseguran que permite controlar mejor el pensamiento, lo que influye en la concentración, la memoria y el aprendizaje.

Esto se ha observado en estudiantes, que tras meditar hacían mejores exámenes, pero también en las personas de mayor edad que dedican unos minutos de su jornada a meditar y cuya materia gris cerebral está más desarrollada.

miércoles, 22 de febrero de 2017

9 actividades para mejorar la creatividad

9 formas de ser más creativo en tan solo 10 minutos



Para ser más creativo solamente hace falta tesón, ilusión, un poco de tiempo y buenas ideas. Hoy te traemos nueve propuestas para mejorar esta cualidad en tan solo diez minutos.




La creatividad siempre ha estado culturalmente rodeada de mitos, envuelta en un halo de misterio y vista como un don natural e inamovible en lugar de una capacidad elástica que todo el mundo puede desarrollar.
Si quieres ser más creativo, puedes aprender, practicar y desenvolver una serie de técnicas, al igual que lo harías para aprender a patinar, practicar surf o hacer malabares. De hecho, cuanto más la integres en tu vida diaria, mejores resultados obtendrás y más elástica se volverá tu mente.


Hoy te traemos una original propuesta, consistente en que pruebes a desarrollar alguna de estas nueve sugerencias desarrolladas por Larry Kim para impulsar tu creatividad. Puedes adoptar cualquiera de ellas en los próximos 10 minutos. La clave reside en perder la vergüenza, soltarse la melena y no temer la innovación.
  • Garabatea algo: Desde que éramos tiernos infantes e íbamos al colegio, se nos ha enseñado que los garabatos distraen y que no era correcto hacerlos en clase, ya que se consideraban sinónimos de falta de concentración. ¡Craso error! Pueden ayudarte a aumentar tu compromiso, centrar tu atención, tener nuevas o ideas y mejorar tus habilidades cognitivas. Algunas empresas ya animan a garabatear en las reuniones y Sunni Brown, autor de “The Doodle Revolution”, señala que algunos de los más grandes genios como Steve Jobs lo hacían para estimular su creatividad.
  • Apúntate a un taller o clase de algo que nunca hayas hecho: Cerámica, ganchillo, pintura, manualidades, restauración de muebles, danza, teatro, nuevos instrumentos, cocina… ¡Existen infinidad de opciones! Ser principiante en una nueva actividad puede brindarte numerosas puertas hacia la creatividad, además de despertar una nueva motivación. 
  • Cambia tu entorno: Tal vez una lámpara de colores, una colección de cactus, puzzles, juegos de mesa o una piscina de bolas sean apropiados en tu entorno de trabajo, algo que ya ponen en práctica numerosas empresas abanderadas de la gamificación como Google, que proporciona a sus empleados desde canchas de voleibol a cerveza gratis. Es importante que, al igual que los niños están llenos de energía creativa, te sientas cómodo en un espacio para generar ideas. No rechaces la diversión para adultos o la extravagancia como fuentes de estímulo.
  • Expresión corporal como fuente de energía creativa: A pesar de que se suele hacer hincapié más en técnicas mentales y colectivas como el brainstorming, lo cierto es que puedes apostar por un enfoque físico para la resolución creativa de problemas. Desde dar un paseo con música al aire libre a practicar disciplinas como el yoga o desarrollar ejercicios de comunicación gestual propios del teatro, todas estas técnicas amplían tu mente y te hacen más creativo y receptivo a abrir tu imaginación.
  • Comienza tu propio libro de bocetos: Al igual que bailar o cantar, no importa que pintar no sea tu fuerte. Realizar dibujos a mano es una manera fantástica de preservar los recuerdos, plasmar ideas, contar historias o volcar tus pensamientos. Compra un cuaderno pequeño y llévalo siempre en tu bolso o mochila, aunque sea para hacer bocetos de cosas cotidianas. Disfruta del proceso sin analizar los resultados, ya que unos minutos al día pueden ser un trampolín importante para tu creatividad.
  • Ten juguetes a tu alcance en el escritorio donde trabajas: Muchos expertos aluden a la importancia de construir cosas con las manos en lugar de limitarse a escribir con un teclado para revolver tus entrañas creativas. Desde plastilina o Play-Doh a juguetes Lego, ten a mano estos materiales para pensar mientras construyes tus propias creaciones.
  • Escribe Flash Fiction: Puede que no tengas demasiado tiempo o creas que la narrativa no es lo tuyo, pero te aseguramos que esta técnica es genial para desenvolver tu imaginación. Una pieza de Flash Fiction debe tener un límite de 100 palabras -u otro que te marques, pero siempre de corta extensión-. Atrévete con un mini relato de ficción escrito en base a cualquier tema que se te ocurra. Puedes hacerlo a mano o unirte a alguna comunidad online para intercambiar creaciones.
  • Atrévete con la prueba de los 30 círculos: Este ejercicio creativo fue inventado por el investigador Bob McKim, y también ha sido popularizada por la charla TED de Tim Brown titulada “Tales of creativity and play”. Consiste en coger un pedazo de papel y dibujar 30 círculos. A continuación, en tan solo un minuto, adapta tantos círculos como puedas en objetos, como un balón de fútbol, un sol o un duende, por poner varios ejemplos. ¿Serás capaz de completar los 30? Los niños suelen poder, y tu habilidad mejorarás cuantas más veces completes el ejercicio.
  • Role-playing: Esta es una técnica psicoterapéutica realizada en grupo y consistente, como su propia etimología indica, en jugar a ser otro e intercambiar los roles. Al ser capaz de ponerte en los zapatos de otra persona trabajarás la empatía, desengrasarás tu imaginación y encontrarás poderosas soluciones innovadoras a los problemas cotidianos. En este artículo puedes explorar mejor la técnica y visualizar un ejemplo práctico.

martes, 21 de febrero de 2017

Mejora tus búsquedas con estas extensiones para el navegador

Mejora tus búsquedas con estas extensiones para el navegador
Integra varios buscadores en uno, resultados más completos…

El navegador web es el programa o aplicación que más utilizamos en el día a día delante de nuestra computadora, y el buscador es la página a la que más acudimos en busca de respuestas o nuevos sitios web para visitar.
De ahí que la relación entre los buscadores y los navegadores web se haya estrechado mucho con el tiempo y en la actualidad la práctica totalidad de navegadores permita integrar un buscador directamente desde la barra de direcciones. Es decir, antes escribías una dirección en esa barra.
Ahora puedes buscar directamente lo que necesitas y se muestra de inmediato la página del buscador en cuestión o incluso resultados de búsqueda a modo de autocompletado o de sugerencias. Estas facilidades agilizan mucho la búsqueda.
Pero todo es mejorable. Y gracias a las extensiones o complementos, según qué navegador utilices, puedes perfeccionar todavía más esa función y mejorar el buscador para que tus búsquedas sean más precisas, los resultados más completos y, en definitiva, tu experiencia sea lo más satisfactoria posible.

CLIQZ (Firefox)

Desde Alemania nos llega esta herramienta, disponible como navegador web independiente de escritorio (Windows, Mac, Linux) y como extensión para Firefox.
Simplificando mucho, CLIQZ ofrece dos funciones principales: proteger tu privacidad mediante funciones de anti-tracking y anti-phising para que las páginas web no guarden información de tu navegación y los sitios web dañinos no intenten robarte datos importantes como contraseñas.
En cuanto a mejorar el buscador desde Firefox o vía su propio navegador web, CLIQZ integra la búsqueda en la barra de direcciones ofreciendo resultados en tiempo real a medida que escribimos, sorprendentemente a mayor velocidad que desde Google Chrome con Google como buscador por defecto. Esto es posible gracias a su motor de predicción.
En cuanto a los resultados, integra tu historial de navegación y lo enriquece con resultados de otras páginas. En definitiva, una buena mejora de Google y demás buscadores ofreciendo velocidad en la respuesta.

Search All (Chrome)

Los usuarios de Google Chrome cuentan con una extensión todoterreno, Search All, cuyo propósito es facilita la búsqueda en diferentes motores desde la propia barra de navegación que en Chrome permite buscar directamente.
Así, podrás cambiar de buscador antes o durante tu búsqueda así como mejorar el propio buscador mostrando información complementaria, como tus enlaces favoritos o tu historial de navegación junto con los resultados del buscador.

All in one web Searcher (Chrome)

Similar a la extensión anterior, All in one web Searcher te permite realizar búsquedas en Google, Amazon, Wikipedia, Yahoo!, Twitter, YouTube o Facebook desde su botón en la esquina derecha de Chrome.
Además de elegir rápidamente el buscador a utilizar en tus búsquedas, puedes elegir también cada uno de los buscadores especializados para, por ejemplo, encontrar mapas o imágenes en Google, Bing o Yahoo!

Qwant About

Qwant (Firefox)

Qwant es un buscador europeo muy atractivo visualmente y que facilita la búsqueda agrupando los contenidos, entre otras funciones. Cuenta con extensiones para Chrome y Firefox, aunque la primera se limita a poner Qwant como página por defecto.
La extensión de Qwant para Firefox cuenta con una función de protección para evitar el rastreo de nuestra navegación por ciertas páginas web.
En cuanto a la búsqueda, Qwant se configura como buscador por defecto. ¿Sus ventajas? Muestra resultados de varios buscadores y páginas web junto con noticias relacionadas y resultados en redes sociales, todo ello en una única ventana de resultados.
Además, puedes filtrar los resultados por vídeos, imágenes, etc.

AnySearch (Safari)

Safari, al igual que Chrome, integra la búsqueda en la barra de navegación. Además, muestra sugerencias y resultados del historial y de los marcadores.
Con AnySearch, además, podrás elegir qué buscador usar. La lista incluye buscadores como Google, Bing, Yahoo! o DuckDuckGo, además de otras fuentes de consulta como Wikipedia, Facebook, Amazon, IMDb o YouTube.

Multi Web Search (Chrome, Firefox)

Si quieres buscar en varios lugares a la vez, con Multi Web Search podrás hacerlo posible en tu navegador Firefox.
Al buscar algo, aparecerá una nueva página o pestaña combinando resultados de Google, Yahoo, Bing, eBay, Amazon y otros buscadores.
También está disponible como extensión para Chrome.

Instant Multi Search (Chrome)

Una búsqueda, varias pestañas. Así se presenta Instant Multi Search, una extensión para Google Chrome con que realizar una búsqueda en varios buscadores de una sola vez.
Mediante una letra antes de la búsqueda podrás limitar los resultados a los motores relacionados, por ejemplo búsquedas de películas, compras, diccionarios, etc.