viernes, 31 de agosto de 2012

Tecnología para el coche: HUD


Tecnología para el coche HUD

La aplicación de todo tipo de tecnología y electrónica en los automóviles, que colabore a mejorar la seguridad de la conducción, siempre es bienvenida, es un buen argumento de venta para las marcas y los ingenieros trabajan cada vez más para su implementación en los coches de producción (y que no se quede solo en llamativos prototipos futuristas).

Los sistemas HUD (Head-Up Display) de proyección de información sobre el parabrisas también ayudan a que conduzcamos con algo más de seguridad al mostrarnos datos relevantes, como la velocidad, frente a nosotros superpuesto a la calzada, sin que tengamos que apartar la vista del cuadro de instrumentos en ningún momento.

Esa es su principal ventaja y finalidad. No nos damos cuenta, pero cuando bajamos la vista al cuadro para comprobar la velocidad y volvemos a alzarla para volver a mirar la carretera, puede pasar un segundo, y aunque es muy poco tiempo, cuando circulamos en una autopista o autovía a 120 km/h en ese segundo hemos avanzado 33,3 m.

¿Y eso cuánta distancia es? (lo digo porque a veces no nos damos cuenta en la práctica de lo que significa tal o cual cifra). Pues eso equivale a entre 7,5 y 8,3 coches de tamaño medio. Es decir, en ese simple segundo pueden pasar muchas cosas. Si estamos mirando, podremos reaccionar a tiempo, si estamos mirando a otra parte, reaccionaremos más tarde.

HUD gráficos (BMW)

Otra de las ventajas de los sistemas Head-Up Display es que permiten que el conductor asimile la información más rápido (aproximadamente en la mitad de tiempo) y que su vista se fatigue menos, pues los ojos tienen que hacer menor esfuerzo a la hora de enfocar los datos, al haber menor diferencia de distancias entre la carretera y el parabrisas, que entre la carretera y el cuadro de instrumentos.

De ahí que muchos consideren el HUD como un sistema muy útil en los coches, que mejora la seguridad pues el conductor permanece con la vista en la carretera, más concentrado, y se reducen las ocasiones en las que la aparta.

Ahora bien, todo tiene su justa medida. Debemos cuidar de que la cantidad de información que se proyecta sea la justa, útil y necesaria. Proyectar demasiados datos y ocupar mucha superficie, complican la comprensión y asimilación de los mismos, pueden tapar la visión de cosas que sucedan en la carretera y pueden distraer al conductor.

¿Qué información podemos considerar útil? En mi opinión con la velocidad en dígitos y un cuentavueltas básico sería suficiente. De manera complementaria podría incluirse también el límite de velocidad del tramo (utilizando un sistema de reconocimiento de señales) y las indicaciones esquemáticas del navegador GPS.

HUD láser (Pioneer)

Más resolución, color, láser y gestos

Los sistemas HUD más habituales hoy en día, suelen ser monocromos, en colores como el blanco, azul, verde o naranja. Sin embargo ya se están presentando evoluciones que combinan varios colores (aunque por ahora tampoco muchos, solo dos, tres o cuatro).

De este tipo se pueden encontrar, por citar algunos ejemplos, en varios coches híbridos, como el Toyota Prius (una berlina de tamaño medio), el Toyota Prius+ (un monovolumen de siete plazas), el Peugeot 3008 HYbrid4 (un todocamino con tracción a las cuatro ruedas), y el Citroën DS5 Hybrid4 (una berlina deportiva), coches de los que podéis ampliar información en Motorpasión Futuro si tenéis curiosidad.
Los sistemas del Citroën y del Peugeot son ligeramente diferentes, ya que no proyectan la imagen directamente sobre el parabrisas, sino sobre una pequeña pantalla de policarbonato transparente escamoteable. He conducido ambos coches y el sistema me resultó también bastante cómodo e igualmente útil.

HUD pantalla policarbonato

Incluso ya hay alguno que proyecta imágenes con más resolución y capacidad de mostrar gráficos más complejos y realistas con una paleta de colores más amplia, de 16 o 32 colores. BMW ya tiene uno de estos en sus coches más modernos.

Se está probando también proyectar otro tipo de información, como por ejemplo un asistente para mantener la distancia de seguridad con el vehículo que nos precede en la carretera. De nuevo BMW está en ello.

Pioneer está trabajando en un HUD láser económico, integrado de fábrica en los coches, que podría estar para el año 2016 a un precio de unos 200 dólares (unos 160 euros al cambio actual). Es a color y muestra también información del navegador GPS y de la agenda de contactos del teléfono.

Y por último Mercedes-Benz, como proyecto más de futuro, ha presentado un sistema de proyección de información sobre el parabrisas que incorpora también la realidad aumentada y el control por gestos. Este sistema muestra información interactiva en tiemo real al ir conduciendo con el coche, como por ejemplo un monumento, o un restaurante. Este tipo de información es a la que me refería antes: puede que sea demasiada y distraiga al conductor.


Vídeo | YouTube

Consejos para optimizar el espacio en disco en Windows


Windows es un sistema operativo consolidado que todo el mundo conoce, y a día de hoy aún el más utilizado a nivel mundial, estando a la cabeza las versiones Windows 7 y Windows XP, y esperemos para Microsoft que pronto Windows 8. El trozo del pastel que se llevan los de Redmond es impresionante, y se puede decir que a lo largo de los años han hecho los deberes y citadas versiones son bastante aceptadas por público y crítica, dentro del ojo del huracán que supone ser el líder del sector.

Disco duro

Aunque como digo el sistema se ha ido renovando, dicha renovación siempre ha tenido como base la versión anterior del sistema, lo que ha obligado a sus usuarios a seguir utilizando, por ejemplo, sistemas de archivos muy similares como el viejo FAT, ahora sustituido casi en su mayoría por NTFS y la actualización del mismo en Windows 8.

Esto obliga a que -pese a que se incluyan herramientas para ello- sea el usuario el que tenga que ocuparse de su mantenimiento, una cosa primordial si queremos mantener el rendimiento del sistema que teníamos cuando compramos el ordenador.

Hace poco dimos algunos consejos para mantener el sistema tan fresco como el primer día, y hoy he querido añadir algunos más para complementarlos y optimizar el espacio en disco en Windows:

Básicos

Como dije, ya habíamos dado algunos consejos para mejorar el rendimiento del sistema:
  • Defragmentar el disco
  • Desinstalar los programas que no usas
  • Utilizar un anti-malware y un buen antivirus
  • Realizar backups cada cierto tiempo o programarlos
  • Utilizar la nube
Todos ellos son muy fáciles de realizar, y basta con seguir la guía que preparamos para iniciarse, si es que sois nuevos.

Defragmentar el disco ayudará a que el sistema acceda más rápido a los archivos no teniendo que esperar demasiado y hacer trabajar al disco duro.

Desinstalar los programas no utilizados propiciará que menos se estén ejecutando en segundo plano, y además contribuirá al primer punto, al igual que utilizar la nube: Si almacenamos nuestra colección de música en Internet, sólo tendremos que acceder a ella cuando realmente la necesitamos, evitando gastar espacio y tener que lidiar con defragmentaciones pesadas. Por supuesto, es recomendable hacer un backup de los archivos importantes en arios servicios o en algún disco externo, y por último, utilizar un buen antivirus para evitar tener que echar mano de la copia de seguiridad.

Antivirus: ¿Si o no?

Efectivamente, acabamos de mencionar que es recomendable el uso de un antivirus, y así es, aunque éste influirá en el rendimiento del sistema. Si activamos el análisis automático, todos los archivos a los que accedamos serán analizados por el antivirus, tomando más del doble de tiempo.

Dependiendo del uso que le deis a Internet, o del material externo que introduzcáis en vuestras computadoras, puede ser recomendable desactivar el análisis en tiempo real en favor de utilizar análisis periódicos, los cuales podemos ejecutar en momentos en los que no utilicemos el ordenador.

Particionado y segunda unidad de disco

De nuevo, dependiendo de nuestro uso de la computadora, puede ser recomendable cambiar el particionado de nuestro disco duro. Tener un sólo disco duro supone que el sistema operativo se encuentre en el mismo dispositivos que los archivos que consumimos desde este, con una consiguiente pérdida de velocidad de acceso y mayor desgaste del hardware. Windows ha mejorado al respecto e internamente crea una partición para usos similares al del swap de Linux, donde se almacenan los datos a los que vamos a acceder o accedemos actualmente.

Sin embargo, es recomendable crear nuestra propia partición para datos externos. Una o varias, como deseemos, y si puede ser en una segunda unidad de disco, mucho mejor. Esto hará que accedamos mucho más rapido a nuestros archivos, y alargará la vida útil de ambos discos.

Por cierto, para particionar podéis utilizar alguna de las 5 aplicaciones para particionar el disco duro o la tarjeta de memoria que recomendamos hace poco.

Analisis del disco

Una vez tenemos el disco o discos duros particionados según nuestras preferencias, es recomendable programar análisis periódicos del mismo.

Analizar los archivos del sistema de cara a encontrar posibles errores es también un must, pero en este artículo estoy hablando de analizar el hardware y rendimiento de las unidades de disco.

Hace muy poco hablé de cómo estar alerta ante un inminente fallo del disco duro, y eso es precisamente a lo que me refiero. Además de utilizar la aplicación recomendada, también debemos estar atentos al ruido que emite el disco duro, ya que un cambio en el sonido del mismo puede indicar un inminente fallo. Si no estamos seguros, analicemos, y de nuevo, aseguraos de que tenéis un backup actualizado de vuestros datos.

Archivos duplicados y temporales

Intimamente relacionado con la defragmentación de disco y la velocidad de acceso al mismo, tenemos el porcentaje de espacio utilizado.

Aunque el enemigo a batir sean los archivos temporales y residuales dejados por aplicaciones, os sorprendería ver cuantos archivos duplicados puede haber en un sistema que ha sido utilizado durante unos meses. Para ambos casos tenemos solución.

En el caso de los archivos temporales, es recomendable utilizar, por ejemplo, CCleaner, una utilidad con múltiples opciones entre las que se encuentra la eliminación de este tipo de documentos.

Para los archivos duplicados, Anti-Twin puede ser una buena opción, aunque también hay toda una serie de aplicaciones al respecto

8 maneras de ser un desarrollador web más productivo

Existen muchas cosas que podemos hacer para convertirnos en desarrolladores web más productivos, algunas muy simples y otras un tanto más complicadas. Pero mientras sea para ahorrar tiempo, hacer las cosas de una mejor manera y producir más dinero, cualquier esfuerzo extra vale la pena.

Web developer

Lo que sigue a continuación son algunas pistas sobre esas cosas que me han servido para ser mucho más eficiente y que espero te ayuden a ti también.

1. Usar Frameworks

Los frameworks pueden ayudarnos a ahorrar tiempo de manera considerable. Con ellos podemos olvidarnos de las tareas más básicas y tediosas, para concentrarnos totalmente en desarrollar las funcionalidades y requerimientos del sitio o aplicación web que estamos desarrollando. Otra gran ventaja es que suelen ser mucho más seguros, lo que además nos permite estar un poco más tranquilos. Los frameworks más conocidos tienen una gran comunidad de desarrolladores a su alrededor, con ellos podemos interactuar, intercambiar opiniones y resolver problemas rápidamente.
Tenemos frameworks disponibles para casi todos los lenguajes: PHP, Ruby, Python, JavaScript, CSS, etc; todos tienen varias herramientas de este tipo disponibles. Incluso también hay frameworks para acelerar el desarrollo de temas para WordPress, así como los hay para desarrollar aplicaciones web móviles. Con una rápida búsqueda en Google, y una buena comparación entre ellos, lograrás encontrar la herramienta perfecta para ti.

2. Probar con nuevas herramientas

Probablemente estás acostumbrado a utilizar el mismo editor de código desde hace mucho tiempo, lo conoces bien y no consideras que sea necesario cambiarlo, pues piensas que ya eres la suficientemente rápido. Pero cada día surgen nuevas y mejores herramientas mucho más cómodas, rápidas y con características que nos ayudaran a generar código de manera más eficiente.
El problema es que muchas veces no contamos con el tiempo necesario para dedicarnos a probar una nueva herramienta. Pero te propongo sacar un par de horas antes de arrancar tu próximo proyecto para investigar sobre alternativas a los programas que usas regularmente, es muy probable que te lleves una sorpresa o simplemente descubras una mejor manera de aprovechar tus herramientas de siempre.

3. Crear una librería de código propia

En ocasiones dedicamos mucho tiempo a un problema muy particular, después de que conseguimos resolverlo nos vamos rápidamente a otra cosa. Cuatro meses más tarde volvemos a encontrarnos con un problema similar, sabemos que ya nos enfrentamos a el y que podemos resolverlo mucho más rápido, pero ¿para que volver a hacer todo el trabajo?.
Guarda esas funciones y fragmentos de código que tanto tiempo te tomó escribir para reutilizarlas posteriormente. Crea un wiki propio, archivalas en Evernote, compártelas en un blog y haz que sean útiles para otros. Usa etiquetas y una descripción para identificarlas y conseguirlas rápidamente cuando la librería se haga más grande.

4. Organizar los recursos disponibles

Utiliza una carpeta en Dropbox, o en tu servicio de almacenamiento favorito, para guardar todo el material que descargas de Internet y así tenerlo disponible en cualquier momento. Me refiero a iconos, imágenes, fuentes, guías, libros, plantillas, etc.
Organiza todos estos recursos en carpetas separadas por categorías y usa nombres descriptivos para encontrarlos más fácilmente. La próxima vez que necesites algo de esto no tendrás que volver a buscar y descargar, ¡ya lo tienes!.

5. Elaborar listas de tareas

Estar organizados es una de las partes más importantes. Crea listas de tareas para cada día de la semana, establece metas realistas y no planifiques para hacer en 2 horas algo que sabes que te tomará 4, no te engañes a ti mismo. Realiza tu mejor esfuerzo por terminar las tareas en el tiempo establecido. Si terminas antes estarás muy satisfecho y podrás elegir entre adelantar algo del día siguiente o simplemente ir a relajarte y distraerte con otra actividad.
Asigna prioridades a las tareas, comienza por las más importantes. Puedes utilizar herramientas geniales como Astrid y Wunderlist, o Teambox para el trabajo colaborativo. Las primeras dos tienen aplicaciones móviles para poder revisar todo fácilmente desde el teléfono o la tableta.

6. Dividir el trabajo en bloques

Una vez que tenemos las tareas definidas podemos dividir las más largas en bloques más pequeños, así podemos medir mejor nuestro rendimiento y evitamos la fatiga.
Concentrarnos en una sola tarea durante un espacio de 20 o 25 minutos nos puede ayudar a crear una disciplina y a trabajar mucho más rápido, pues estaremos corriendo varias carreras contra reloj a lo largo del día.

7. Tomar descansos entre bloques

Tomar 5 minutos de descanso entre un bloque y otro puede beneficiarnos de diferentes maneras. Si estamos atascados en un problema, alejarnos de la computadora por un momento nos ayudara a tomar un segundo aire y regresar con ideas frescas para continuar con el trabajo.
Existen varías técnicas para gestionar el tiempo, una muy popular es la técnica Pomodoro. Reconozco que la probé y me funcionó por unos días, pero luego la abandoné. Particularmente prefiero acabar una tarea completa antes de tomar un descanso, o descansar entre tareas si siento que realmente lo necesito. Quizá contradiga un poco el punto anterior, pero lo importante es encontrar un método que funcione para nosotros, con los descansos necesarios sin caer en la procrastinación.

8. Aprender cosas nuevas

Dedicar algún tiempo para aprender cosas nuevas siempre es importante. Busca una API que te interese y comienza a estudiarla para descubrir que cosas interesantes puedes hacer con ella.
Dedica una hora a seguir un tutorial para aprender alguna técnica que no sabías que podía hacerse con CSS3. Revisa el trabajo de tus desarrolladores favoritos y aprende como lo hacen. En realidad es muy simple y sobre todo beneficioso.
Cómo puedes ver, son cosas muy fáciles que puedes poner en practica para crear una sana rutina de trabajo, no importa si trabajas desde casa, en una oficina, o si eres de los que lleva su espacio de trabajo a todos lados. Siempre es posible ser mucho más productivo, y ser productivo se traduce en mayores ganancias y en más tiempo para realizar otras actividades que nos gustan.

jueves, 30 de agosto de 2012

Cómo elegir tu URL personalizada en Google+

La vanity URL se refiere al dominio de la página de tu perfil y es una dirección personalizada que ofrecen las redes sociales, y en algunos casos puede ser elegida por el propio usuario, tal como fue el caso de Facebook hace un tiempo y desde ahora también el de Google+.


Una vanity URL suele ser más corta, permite ser recordada más fácilmente por quienes la buscan y es muy beneficiosa a los efectos de posicionamiento de esa página en buscadores, por lo que si tienes la oportunidad de elegirla, conviene que la dejes establecida cuanto antes.

Ayer Google+ comenzó a activar a algunos usuarios el servicio de vanity URL que había anunciado hace unos días. A algunos de nosotros, al entrar al perfil un banner de Google nos sugería una vanity URL formada por nuestro nombre completo tal como aparece en la página personal de G+.

Si recordamos la obsesión de Google+ con el tema de la identidad y la verificación de los perfiles (al punto de no permitir nicknames al principio y luego recomendar activamente el uso del “legal name”, es decir el nombre y apellido del usuario en el “mundo real”) entenderemos que la vanity URL que nos han reservado previamente es la correspondiente a nuestro nombre y apellido.

No nos dan la opción de cambiarla directamente sino de solicitar otra, advirtiéndonos de que esa debería corresponderse con una denominación “por la que somos conocidos usualmente en internet” o un nombre “normalmente asociado con nuestra organización o marca”.


También ahora nos recomiendan seguir manteniendo esa nomenclatura y sólo cambiarla por otra si somos más conocidos por esa, por lo que no es claro si por ejemplo aprobarán el nickname que usas en Twitter antes que tu nombre real. En mi caso yo lo he pedido pero aún no tengo confirmación de que me lo den antes que al nombre que habían preaprobado (mi nombre y apellido).

Aparentemente los usuarios a los que se les está ofreciendo este servicio primero son los usuarios verificados de Google+, tal como anunció Google hace unas semanas, lo que sería un primer paso antes de ofrecerlo al resto.

Dado que posicionamiento en internet significa Google, es obvio que lo mejor es pedirla en cuanto tengas la oportunidad, más aún cuando en sus ToS anuncian que podrían comenzar a cobrar por direcciones más cortas. Para que vayas pensando cómo debe ser tu vanity URL te dejamos una serie de puntos a tener en cuenta para cuando llegue tu turno:
  • Que sea lo más corta posible.
  • Representativa: si es personal, pon tu nombre; si es la página de tu empresa o producto, el nombre del mismo.
  • Sin caracteres extraños: los emoticones o símbolos pueden ser muy simpáticos en un chat pero no son lo mejor para tu vanity URL.
  • Sin abreviaciones
  • Sin combinaciones raras de palabras
  • Fácil de recordar
  • Que corresponda a la temática de tu página
  • Unificadora, que sea la misma que tienes en otros sitios web o servicios.
  • Mantén la que el servicio te sugiere, y sólo cámbiala si realmente eres más conocido por otro nombre o sobrenombre.
Si tuviste algún problema con tu vanity URL o si ya la activaste y no eres usuario verificado sería bueno que dejaras un comentario abajo para saber cuándo empiezan a abrir esta opción al resto de usuarios.

Cómo buscar trabajo en las redes sociales


Los currículums de papel están en decadencia. Son cada vez menos las medianas y grandes empresas que se toman la molestia de mirar resúmenes de vida laboral en papel, si es que no los descartan directamente. Los bosques respiran aliviados, pero millones de personas que buscan trabajo, no.

Entonces, ¿cómo se encuentra trabajo hoy en día? Depende del sector, pero, en general, la mayor parte del movimiento se ha trasladado a la Red. No nos referimos a los portales de empleo, en su mayoría reductos del medievo internáutico, sino a redes sociales y aplicaciones web.

En este artículo queremos proporcionarte algunos consejos para buscar trabajo en la jungla 2.0.

El cambio de mentalidad

Lo más probable es que ya estés en Facebook, quizá también en Twitter. Tienes tu clásico CV en formato PDF, una nutrida agenda de contactos y muchas ganas de empezar a buscar trabajo en la Red, que dicen que ahí es donde la gente realmente encuentra oportunidades. Muy bien, es un comienzo.

Pero no basta: las empresas tienen ahora más formas de comprobar si eres una persona apta para un puesto de trabajo. En los países anglosajones los llaman background checks; un nombre pomposo para algo que a veces no pasa de ser una búsqueda en Google y Facebook. Si encuentran algo que no les gusta, te podrían cerrar sus puertas para siempre.


Buscar trabajo en la Web 2.0 requiere un cambio de mentalidad. Tu identidad digital es tu carta de presentación. Tu nombre completo, la clave para acceder a tu pasado. Todo lo que publiques en la Red puede ser usado en tu contra o a tu favor. Antes de empezar la búsqueda, debes tomar conciencia de tu presencia online.

Audita y sanea tu reputación online


Cuidar tu reputación online empieza por sanear las cuentas que tienes desperdigadas por ahí, o incluso cerrarlas si no te reportan beneficio alguno. ¿Sigues teniendo esa vieja homepage colgada en AngelFire? Bórrala lo antes posible: los motores de búsqueda tardan semanas en eliminar resultados inexistentes.

El segundo paso consiste en configurar bien la privacidad de tus redes sociales: controla lo que se lee de ti en Facebook, echa el candado a Twitter como medida preventiva y, sobre todo, elimina información comprometedora. No se trata de mentir, sino de omitir: muestra solo lo que consideras provechoso. Es una cuestión de sentido común.

Cambia tu forma de usar las redes sociales

Casi todas las empresas tienen reglamentos que rigen el uso de las redes sociales y de las herramientas de comunicación. En muchos casos, la publicación de comentarios ofensivos o inapropiados ha provocado despidos fulminantes y mofa generalizada en las mismas redes sociales en las que se dieron los hechos.


Evitar el desastre es tan sencillo como tomar una cuantas precauciones y adoptar plenamente las nuevas normas de la netiqueta. En nuestros artículos "Diez formas de meter la pata en Twitter" y "10 formas de hacer enemigos en Facebook" te mostramos los errores más comunes que se pueden cometer al compartir tu vida con los demás.

Hazte con una tarjeta de visita 2.0

¿Cómo te presentas online si no puedes dar una tarjeta de visita de papel? Con una tarjeta de visita electrónica. Y no hablamos de escanear tu tarjeta real, sino de aprovechar aplicaciones web para generar páginas de presentación atractivas y gratuitas.

Los dos mejores servicios para crear tarjetas de visita online (o páginas de presentación) son about.me y flavors.me. En ambos casos se trata de sitios de una sola página en los que se añaden textos y enlaces sobre una enorme imagen personalizada.


Ejemplos de páginas de presentación de about.me. Son mucho más espectaculares que una tarjetita.
Flavors.me cuesta 20$ al año, pero tiene muchas más opciones que about.me, como la posibilidad de añadir más de una cuenta de una red social concreta y asociar un dominio de tu propiedad a la página.

¿Otra opción? Compra tu propio dominio (por ejemplo, "albertorodriguez.me") y crea tú mismo tu página de presentación, blog personal, etcétera. Un dominio con tu nombre da cierta solidez a tu dirección de correo. Y es barato.

Experimenta con formatos de CV menos tradicionales

Un currículum de papel no suele llamar la atención. Pero un vídeo-CV sí, especialmente si es poco convencional. Para crearlo, basta con tener una cámara y buenas ideas. Un ejemplo fantástico es el vídeo-currículum de Núria Fusté Massana:



Si no tienes una buena cámara, siempre te queda la opción de crear una presentación PowerPoint y colgarla en Slideshare o enviarla por correo (previa reducción de tamaño).

Nosotros te recomendamos probar Prezi, una impresionante webapp de presentaciones. Los CV hechos con Prezi, conocidos también como prezumés son hermosos y fáciles de compartir:

LinkedIn: cómo usar bien el CV del siglo XXI

LinkedIn es la mayor red social profesional del mundo. 175 millones de usuarios usan LinkedIn para buscar trabajo, encontrar empleados, establecer relaciones profesionales o simplemente tomar nota de la propia trayectoria laboral.

Si quieres aumentar tus posibilidades de encontrar trabajo, debe estar en LinkedIn... y debes aprender a usar bien esta red, esto es, procurar en la medida de lo posible seguir los consejos que ellos mismos dan en su centro de ayuda:
  • Introduce información verídica y mantenla actualizada
  • Pide recomendaciones de calidad a tus contactos
  • ¿No puedes añadir a alguien? Pide a un contacto común que te introduzca
  • Crear perfiles en cada idioma que conozcas (inglés, español, etc.)
  • Sobre todo, usa la función LinkedIn Empleos con regularidad:

¿Y las otras redes sociales? A veces pueden ser muy útiles. Gracias a Twitter no solo puedes mantenerte informado sobre lo que ocurre en tu sector profesional, sino también encontrar trabajo: sigue las cuentas que divulgan ofertas de empleo.

Si buscas empleo en el sector tecnológico, @currofile es una cuenta a seguir

Algunos consejos finales

Buscar trabajo es un trabajo: hay que dedicar mucho tiempo y paciencia a cada uno de los aspectos que componen la búsqueda de empleo, desde la creación de un CV hasta el mantenimiento de una red de contactos profesional. En general:
  • No seas demasiado cansino al comunicar en redes sociales
  • Mantén siempre las formas, bajo cualquier circunstancia
  • Haz networking real: queda con las personas para tomar algo
  • Regla de oro: di siempre la verdad, en la red las mentiras se pagan caras
  • Ten paciencia, las cosas no llegan solas, por muy 2.0 que seas
Desde aquí os deseamos mucha suerte a todos los que vayáis a buscar trabajo. Aunque las redes sociales no garanticen que lo encontréis, es muy probable que os ayuden más que enviar el clásico CV impreso.

Fuente: Cómo buscar trabajo en las redes sociales

    Cinco trucos de Facebook para el Community Manager novato

    A pesar de que muchas universidades y centros de educación se están sumando a la “moda” del Community Manager, no creo que esta profesión pueda aprenderse dentro de un aula. Sí, hay algunos conceptos de marketing involucrados y tenemos que tener aunque sea una mínima experiencia en redacción creativa, pero la mejor manera de aprender a ser un Community Manager decente es a través de la práctica. No hay un “libro” que tenga las bases de cómo hacerlo porque francamente es una labor reciente y todavía se están afinando los puntos principales.


    Las redes sociales cambian todo el tiempo, sumando nuevas funcionalidades para mantener a sus usuarios siempre interesados. Por eso, el “curso” que hagamos este mes no nos dejará preparados para las novedades que nos traigan Facebook o Twitter el mes que viene. O la próxima “gran” red social que de repente nos pise los talones. Lo que sí hay que tener es un buen olfato para saber qué cosas son las que los usuarios disfrutan, y esto se desarrolla de una sola forma: prueba y error.

    Para los que recién están comenzando en el mundo de las redes sociales y se sienten un poco perdidos, hoy nos vamos a concentrar en dar una serie de trucos que pueden facilitar la existencia por los primeros meses de tarea. Como con todos los empleos, el de Community Manager también requiere que nos aclimatemos a las circunstancias y a nuestro cliente. Por el momento nos concentraremos en Facebook, dado que es el que más herramientas nos provee y el que tiene más secretos escondidos.

    Programación de publicaciones

    Cuando hace unos meses Facebook anunció la posibilidad de programación de publicaciones en las fanpages, los Community Managers alrededor del mundo celebraron. Para el usuario de a pie, no hace demasiada diferencia. Pero para los CM puede alivianar el trabajo de forma significativa. Esto no quiere decir que una vez que programamos la publicación nos podemos olvidar de la existencia de la fanpage y seguir haciendo otras cosas. Hay que estar bien atentos a las reacciones que tendremos por parte de los usuarios.

    Para poder programar una publicación en Facebook, primero tenemos que escribirla (o pegarla desde otro archivo, si es que hicimos las cosas bien y hemos planificado nuestros contenidos con antelación) y luego, antes de apretar el botón de publicar, hacer clic en el ícono del reloj que aparece en la esquina inferior izquierda:

    Registro de actividad

    Esta herramienta es muy útil cuando no somos el único CM trabajando en una fanpage, o cuando el cliente también suele hacer publicaciones o responder comentarios. Además de ser un importante registro para el trabajo colaborativo, aquí podemos ver todas las publicaciones que se hayan programado. Si otra persona ya programó algo que nosotros queríamos publicar, es mejor fijarse antes aquí.

    El registro de actividad es una herramienta muy completa que en la vorágine del día a día puede ser desestimada. Sin embargo, aquí tenemos un compendio de todas las cosas que están pasando en nuestra fanpage: quién está dejando comentarios en el muro (si es que lo tenemos abierto), además de ver qué actualizaciones se han realizado a la información de la página, cuáles han sido las publicaciones y las respuestas, qué fotos y videos se han publicado, y más. Nos permite hacer un paneo general de la situación de la fanpage, sin ser numérico. Teniendo en cuenta esto, nos movemos a nuestro próximo truco.

    Facebook Insights

    Una de las tareas fundamentales del CM es estar siempre bien informado de qué está pasando en su página. Puede que sepamos cuáles son los temas principales de conversación, pero también tenemos que tener una idea de cuáles son los números que se están moviendo. Tener un buen sentido de la analítica de nuestra fanpage nos ayuda a programar mejor las publicaciones, y ver qué contenidos son los que más funcionan.

    Los Facebook Insights se pueden descargar en forma de reporte de Excel, algo realmente útil pero que tendremos que abordar en otra entrega, dado que se pueden aprovechar de múltiples formas. Para poder estar informados en el día a día del éxito de nuestras publicaciones, podemos recurrir a los Insights nativos de Facebook, sin necesidad de descargar nada. Estos Insights nos proveen información detallada sobre las últimas publicaciones que hemos realizado, como usuarios que interactúan con nosotros, el alcance del post, y el porcentaje de difusión. De todas estas variables que estamos mencionando, la que más nos interesa es el alcance. Así realmente podemos saber a qué porcentaje total de nuestros fans estamos llegando, y cuántos han respondido bien a la propuesta que les dimos.

    Crea tabs interesantes

    Las tabs o pestañas han pasado al segundo plano desde la llegada del Facebook Timeline, pero siguen siendo una opción increíble para crear nuevas formas de interactuar con los usuarios. A través de las tabs podemos crear páginas dentro de Facebook usando iFrame, lo que nos permite un abanico casi infinito de posibilidades donde podemos proponer juegos, subir videos, crear canales adicionales de soporte, y más.

    Para poder crear un tab nada más necesitamos una idea creativa, un mínimo conocimiento de HTML y unas buenas imágenes para acompañar. Si queremos hacer algo más avanzado, por supuesto que necesitaremos de la ayuda de un proveedor, un diseñador o un programador. Pero muchos de ellos tienen la costumbre de pasarnos las cosas listas “para subir”, o sea que tendremos que tomarnos el trabajo. Hacerlo es muy simple: vamos a la configuración de la fanpage, y seleccionamos Aplicaciones en la barra lateral. Aquí ya podemos sumar una nueva aplicación, a través de la información que nos haya proporcionado nuestro proveedor.

    Gestiona bien tu información

    Aunque no es lo mismo que sucede con Google, también tenemos que optimizar el resultado de nuestras páginas de Facebook. Una buena forma de hacerlo es completar todos los campos de la información. He visto infinidad de páginas en las que solamente ponen una breve descripción, en lugar de dar toda la información que se pueda dar.

    Para poder optimizar nuestra página tenemos que tener la información bien completa. Podemos obtener todos estos datos de nuestro cliente para luego completar. El panel, como siempre, se accede desde la configuración de la página –esta parte de Facebook será tu nueva mejor amiga-.

    Por supuesto, se trata de consejos muy básicos, pero nunca está de más seguirlos. Ser CM es una actividad de todos los días, que muchas veces no respeta los horarios laborales, así que en algunas semanas estas cosas surgirán naturalmente.

    Construya un ejército en los social media



    En el ejército, una de las claves fundamentales es conseguir que los soldados estén entrenados y preparados para la acción. Lo mismo sucede con una tropa de discípulos que juran lealtad por una marca. Tener un ejército de leales seguidores hace que crezca su influencia sobre los productos o servicios elegidos. Tener un fuerte plan optimizado de medios sociales amplifica esta influencia y hace que llegue a más gente.

    Aunque siempre se busca gente leal, la cruda realidad es que la lealtad es difícil de conseguir. Muchas empresas tratan de conseguirlo con ingeniosas campañas de marketing y promociones. Esto crea relaciones a corto plazo, pero son esfuerzos superficiales que no marcan una diferencia. Por ello, ¿cómo puede crear su propio ejército de social media?


    1. Defina su causa.

    Tómese un minuto para definir lo que quiere construir. Sus objetivos en medios sociales deben reflejar y complementar su plan de marketing, pero son diferentes. Tiene que tener claro lo que está haciendo, y determinar los objetivos de cualquier programa de marketing le ayudará a manejar sus expectativas. Los objetivos más comunes suelen ser aumentar la conciencia de marca, gestión de la reputación, mejorar el SEO, aumentar el tráfico de visitantes en la web, mejorar las ventas del producto o servicio, y obtener conexiones personales. Debe determinar los indicadores clave antes de empezar, y tener las metas claras y escritas.



    2. Conozca su público.

    Debe saber a quién está tratando de alcanzar. Identificar las características del oyente perfecto y entender como su público utiliza los medios sociales. Para ello debe escuchar más y saber quién es usted para ese público. Cuando esté diseñando las campañas de redes sociales, tiene que preguntarse cuál es la finalidad, qué tipo de conversaciones quiere, y cuándo y dónde está utilizando su público los medios sociales.



    3. Conozca su campo de batalla.

    Un sólido plan de medios se traducirá y moverá a través de cualquier plataforma. Escuche las conversaciones que tiene la gente sobre usted y sobre su marca, y obtenga seguidores de forma emocional para su marca, hágales llorar o reir. Conecte hablando con ellos, no de ellos. Usted no es importante, los importantes son ellos, seguirles y hablar con ellos. No comunicarse puede suponer la ruina para su marca. Cree personalidad detrás de su historia, muestre que es algo más que un logotipo o una foto. Así ayuda a sus seguidores a encontrar un terreno común que le permita relacionarse con usted. Tengo en cuenta que el contenido es el rey, haga que le importe a su público objetivo identificado. Tenga sus redes abiertas, y piense que el social media es un diálogo, no un monólogo.



    4. Promover su causa.

    Promueva varias plataformas de medios sociales. Invite a sus seguidores de Twitter a unirse a Facebook, o publique su cuenta de Twitter en el canal de YouTube. Asegúrese de que los iconos de los medios de comunicación social son claros y fáciles de encontrar en su sitio web. Proporcione servicios de escucha a través de los medios sociales, ejecute ofertas para con fecha límite y asegúrese de seguir los resultados. Deje conocer a sus seguidores lo que va a hacer e invítelos a unirse. En definitiva, debe crear una comunidad para sus clientes, para involucrar a los más leales a su marca.

    miércoles, 29 de agosto de 2012

    Cuando los publicitarios no tienen ni idea…



    Sigue este caluroso verano, y con ello momentos de aire acondicionado a tope, teclado del ordenador en marcha y mucha reflexión sobre hacia dónde va nuestro sector de la publicidad en estos tiempos de cambios e incertidumbres… Y en ello ayudan mis ya habituales “amigos expertos” en esto de mirar hacia “adentro”, hoy nuevamente el “mente clara y directa” Thomas Koch. Y así comienza su acertada reflexión que les voy contando este viernes en español:

    “Es para no creérselo. Llevamos anunciando desde hace 160 años. Innumerables expertos en comunicación investigan desde hace 100 años. ¿Y qué sabemos sobre el efecto de la publicidad? Nada. Bueno, casi nada. En todo caso, demasiado poco. Anunciantes de cualquier tamaño se quejan de que las agencias no les saben explicar cómo funciona la publicidad, qué efecto consigue, y sobre todo, ¿qué aporta? Si empresas de la categoría de Audi, Nestlé y muchas otras te repiten esto una y otra vez, algo hay en la acusación.

    Razones no faltan. Pues el marketing y la publicidad no son ciencias ciertas. Desgraciadamente en el laboratorio no puedes repetir de forma científicamente precisa experimentos de marketing y sistemas de pruebas. En esto el marketing no está nada mejor que las experiencias extrasensoriales. Aquí el USP = ESP: La unique selling proposition es tan poco medible como la extra sensory perception.
    Que sí, que el comerciante vende productos anunciados una vez ha difundido su oferta vía encarte publicitario en un diario. El productor de queso vende algo más de queso si lanza un spot en TV. Lo malo es que la publicidad cuesta. Y cuesta muchas veces más que lo que ingresas vendiendo más. Lo que hace que las empresas anunciantes no cesen en analizar el return on investment de la publicidad.

    Vale, el grado de familiaridad también sube, si te anuncias. Hasta allí puedes medir la publicidad. Pero no es medible el cómo se llega hasta este punto. Lo que sucede desde que percibimos la publicidad hasta que llega el momento decisivo de meterle mano al lineal del supermercado sigue siendo una gran black box.

    Sí, vemos que algo sucede. Pero ni sabes el qué ni el por qué. Si lo supiéramos sería mucho más fácil para la agencia de publicidad desarrollar la campaña “adecuada”. Sería más fácil para una agencia de medios realizar el plan “correcto” de medios. Más fácil para la agencia de diseño crear el envoltorio “mejor”. Y más fácil para la agencia de RRPP emplazar el mensaje más “idóneo”.

    ¿Cómo puede ser que un cliente anunciante entregue cinco briefings idénticos a cinco agencias de publicidad distintas y que después le presenten entre diez y quince campañas totalmente diferentes? Si ninguna de las agencias le puede decir cuál es la campaña “adecuada”, ¿cómo va a decidir? Así que se dirige desamparado a la investigación de mercados (la siguiente “no ciencia”) que naturalmente tampoco le puede dar una respuesta concluyente. ¿O por qué fracasan el 80% de los productos nuevos introducidos en el supermercado, antes costosamente testados?

    Ni siquiera tenemos datos de cuántas campañas publicitarias fracasan. Si fueran también un 80% (que según el principio de Pareto podría ser el caso) todo el sector publicitario podría llegar a estar al borde de la ruina.
    ¿O cómo puede ser que un anunciante provea a cinco agencias de medios distintas con un briefing idéntico y que después le presenten cinco recomendaciones de medios totalmente diferentes? Y las variaciones van de un “¡concentre todo en un solo medio!” hasta un “sólo un amplio mix de medios puede lograr los objetivos”. ¿Cómo y qué va a decidir así? ¿Cómo saber cuál es el camino más “correcto”? Si aparentemente ni los expertos publicitarios lo saben…

    Presumiblemente un 80% de todos los planes de medios son planes de fracasados. Seguramente serán incluso más, desde que las condiciones de compra y los kickbacks de agencia dirigen la planificación de medios. Y mientras que los clientes anunciantes no encuentren un remedio para combatir esta plaga. O por razones que se escapan al mortal, ni siquiera lo intenten encontrar…


    Si yo fuera anunciante, me volvería loco. Y estaría cien por cien seguro de que estos autodenominados expertos en publicidad en realidad no tienen ni idea de lo que hacen. Sobre todo porque ninguno de los protagonistas desea darme ni el más mínimo pronóstico de cuán exitosa será mi costosa campaña publicitaria.
    ¿Entonces toda la publicidad es solo una gran ilusión? ¿Un gran paripé? ¿No es entonces mejor acudir a alguien que te eche las cartas de la suerte? ¿Para qué entonces toda la ciencia de la comunicación? ¿Para qué la investigación de mercados? ¿Para qué toda la costosa investigación en medios?

    ¿Cómo puede ser que estos reproches, a los que somos publicitarios, nos dejen tan fríos? ¿Estamos ya tan auto enamorados que en nuestra torre de marfil creativa ni nos molesta que los anunciantes llamen y pronto vayan a la revolución? Cuando una y otra vez repiten que quieren un comprobante de qué (y cómo) funciona la tercera inversión más cara de su compañía.

    La respuesta es sencilla. No queremos ni podemos explicarlo. Si es mucho más cómodo dejar creer al cliente que la publicidad es arte. Y que medios es sólo una extensión, aparentemente orientada a los números, de ese arte. Porque mientras los anunciantes se dejen tomar por tontos, se vive (vivía) muy bien con los abultados honorarios.

    Pero… lo contrario es la verdad. Por supuesto se puede averiguar si una campaña ha logrado su objetivo y qué return obtuvo. En mi experiencia en mi agencia de medios me han llegado muchas campañas en las que podíamos averiguar de forma muy concreta que el solo hecho de modificar la presencia en los medios, llevaba al éxito de la campaña. Y en cada uno de estos casos pudimos calcular el éxito al céntimo. No hace falta ni decir que lo ingresado siempre superaba el dinero publicitario invertido…

    Mal sólo, y aquí debo ser sincero, que ninguna de estas campañas exitosas de medios se pudo duplicar o repetir. Porque la publicidad no se cuece en el laboratorio. Sino en las cabezas y corazones de “auténticas” personas target hechas de carne y hueso.

    Pero la mecánica que hace el éxito de campañas, ésa se aprende de paso. Y ésa es, como siempre en la vida, sorprendentemente simple. Aquí van los siete secretos de una planificación con éxito:



    1. Ponte en lugar de tu grupo objetivo.

    2. Cambia algo.

    3. Hazlo totalmente distinto que los competidores de tu cliente anunciante.

    4. Sorprende a tu grupo objetivo.

    5. Aprovecha situaciones: son más importantes que los propios medios.

    6. Mete un medio más.

    7. Olvida descuentos de agencia y costes por impacto. No surten efecto.


    El éxito publicitario es realizable. Incluso realizable y medible. Eso sí, si se corriese la voz de este know how secreto, en nuestro acomodado sector, se separaría rápidamente el grano de la paja. Tanto entre las agencias creativas como en las de medios. En ello, hoy por hoy, no están interesados todos los participantes el mercado.

    Y mientras eso dure, queridos clientes anunciantes, existirá un flop rate del 80% en campañas fracasadas. Y lo mismo en planes de medios torcidos o aburridos. Bueno, anunciantes. Es vuestro turno. Al fin y al cabo es vuestra pasta… “.

    Covertir la página de “nueva pestaña” de Chrome en un centro de operaciones

    La página de Nueva Pestaña es una de esas grandes ideas que pese a tener relativamente poco tiempo -al fin y al cabo la navegación por pestañas es algo nuevo- ha ido evolucionando con el paso de los años.

    Awesome New Tab Page

    Por ejemplo, en Chrome, el navegador en el que se centra éste artículo, se introdujeron primero aplicaciones y más tarde se modificó la página, convirtiendose en un sitio con acceso bastante rápido no sólo a éstas sino también a nuestras páginas más visitadas y a las recientemente cerradas.

    Sin embargo, no a todos nos acaba de convencer la forma en la que se disponen los elementos, y pensamos que la página podría dar más de si. Afortunadamente, hay numerosas alternativas en forma de extensión, y Awesome New Tab Page es una de ellas.

    Sólo apta para los más exijentes y para quienes gusten de una página de nueva pestaña sobrecargada, esta extensión permite sustituir la página por defecto por un completo centro de operaciones desde el que podemos lanzar aplicaciones, vínculos, ver la hora actual, conocer el clima, y demás.

    La verdadera potencia de ANTP reside en los widgets, descargables fácilmente desde la propia extensión y a los que cualquiera puede contribuir enviando sus ideas y desarrollos en HTML5 al sitio oficial. Para más información, visitad la página http://wiki.antp.co/.

    ANTP es también muy facil de ordenar, y podemos distribuir todos los contenidos que deseemos añadir a conveniencia con un sencillo gesto de ratón.

    Tent, un protocolo para construir una web social descentralizada


    Tent


    La web social es un fenómeno bastante curioso en Internet, principalmente por su estructura. Desde el principio, Internet ha sido una red descentralizada. Páginas web, correo electrónico, grupos de noticias (Usenet)… Todo se basaba en protocolos abiertos y múltiples servidores que se comunicaban entre ellos. Sin embargo, la web social está completamente centralizada: un único servidor sin protocolos abiertos y que no se comunica con nadie más. Es, por así decirlo, algo extraño. Tent es el intento de un grupo de desarrolladores independientes por cambiar esto. 

    Tent no es una red social, sino un protocolo para redes sociales. Tent sirve para crear aplicaciones sociales, igual que SMTP sirve para crear aplicaciones de correo. Imaginaos un Twitter donde no sólo podáis leer y responder a los usuarios de Twitter, sino también a los que usen Identi.ca o cualquier servicio similar, exactamente de la misma forma que te puedes comunicar con usuarios de Outlook o Yahoo! Mail si usas Gmail. Esto es lo que pretende Tent.

    Funcionamiento: Un protocolo con lo básico, relaciones y contenido

    Tent pretende ser un protocolo muy básico, con dos partes principales. Por un lado estarán las relaciones, a qué usuarios sigues y qué usuarios te siguen a ti. Por otro, el contenido, que puede ser cualquier cosa: una imagen, un post de un blog, un texto corto…

    La estructura de Tent es totalmente descentralizada: múltiples servidores que se comunican entre sí. ¿Cómo? A través de esas relaciones. Cuando un usuario (Juan, por ejemplo) actualiza algo en un servidor, ese servidor notificará a todos los servidores en los que haya usuarios que sigan a Juan.

    Sistema distribuido 
    Tent usaría un sistema distribuido como este: los clientes se comunican con los servidores y éstos intercambian datos entre sí.

    En cuanto al contenido, aunque la idea es que cualquier desarrollador pueda crear sus propios tipos de contenido, los desarrolladores de Tent pretenden establecer algunos tipos base para facilitar la comunicación entre aplicaciones distintas. Por ejemplo, un tipo “tweet” para que todas las aplicaciones de estilo Twitter puedan comunicarse entre sí.

    Intentemos entender mejor el funcionamiento de Tent con un ejemplo. Tenemos por un lado a Ana, que usa la aplicación Foo en el servidor A, y por otro a Juan, que sigue a Ana y usa la aplicación Bar en el servidor B. Tanto Foo como Bar son dos aplicaciones que sirven para compartir fotos con amigos.

    Ana coge su móvil, toma una foto y la comparte con sus amigos. La aplicación envía la foto al servidor A y éste notifica a todos los servidores de los usuarios que sigan a Ana, entre los que está el servidor B. Cuando Juan abra su aplicación Bar, ésta se conectará al servidor B y verá la foto que ha subido Ana. Como veis, el funcionamiento es prácticamente igual al del correo electrónico.

    ¿Para qué sirve Tent?

    ¿Para qué sirve esto? Fácil: para construir aplicaciones sociales. Podría crear una red estilo Instagram con sólo construir las aplicaciones para web, móvil o lo que sea, sin preocuparme por crear mi propio servidor (con instalar Tent valdría) ni especificar una API. Y cualquier otro desarrollador podría crear aplicaciones que interactuasen con la mía sin que yo tuviese que darle una API: para eso ya está el propio protocolo, sólo necesita compartir el mismo tipo de contenido.

    Además, Tent sería totalmente transparente para el usuario. Por ejemplo, podría implementarse Twitter, Facebook o Tumblr usando este protocolo y los usuarios no nos daríamos cuenta. Para nosotros, todo seguiría siendo lo mismo a pesar del cambio radical que significaría.

    Un sistema con muchas ventajas… pero también fallos

    Tent tiene muchas ventajas frente a las redes sociales tradicionales. Al estar descentralizada, no hay posibilidad de censura. Incluso se puede implementar junto con Tor para conseguir la máxima privacidad posible. Además, en el caso de que un servidor cierre podrías coger tu información (perfil y contenido de todas las aplicaciones) y mudarte a otro sin ningún problema y sin perder ningún dato. Y, por supuesto, también está la ventaja de un desarrollo mucho más rápido para crear cualquier tipo de servicio social.

    Pero, como todo, también tiene sus desventajas, la mayoría derivadas de la propia estructura descentralizada. Por ejemplo, sería extremadamente difícil buscar usuarios (tendrías que ir preguntando a todos los servidores existentes), o ver todas las actualizaciones de un determinado tipo que se han publicado. Ciertas características que son fáciles de implementar en servicios centralizados, como por ejemplo el autocompletado de usuarios, o las etiquetas automáticas en fotos; en Tent serían muy complejas.

    Por lo que hemos podido ver, Tent tiene muy buena pinta, y cada vez que pienso la idea me parece mejor. Por supuesto, todo es código abierto y cualquiera puede contribuir. En poco tiempo tendrán algunos prototipos que se podrán probar, y que permitirán ver la acogida que tiene el protocolo.

    En cuanto a su futuro, se me viene a la cabeza el caso de Diaspora. Aunque son bastante diferentes (Diaspora es una red social, mientras que Tent es un protocolo para crear redes sociales) la intención es similar, y no es descabellado pensar que Tent acabe en unos meses como Diaspora ahora mismo: medio olvidado y sin muchas vistas de futuro.

    Por suerte, Tent cuenta con la ventaja de que, al ser un protocolo, no tiene los problemas que tendría una red social nueva para atraer usuarios. No tiene que sustituir a ninguna otra red y, por lo tanto, el efecto red no resultaría un inconveniente tan grande para no usar aplicaciones basadas en Tent.

    Estaremos atentos a este proyecto. Como os digo, me parece una idea realmente buena y con mucho futuro, si la comunidad de desarrolladores lo adopta. A vosotros, ¿qué os parece?


    Vía | Hacker News
    Sitio oficial | Tent
    Más información | Github
    Imagen | Wikimedia


    5 recursos para aprender a programar online


    El verano es una de las épocas del año en que gozamos de más tiempo libre. Las vacaciones nos permiten dedicarnos a esas aficiones que tenemos abandonadas el resto del año, como la lectura, o a esas tareas que siempre dejamos para otro momento, como la temida limpieza del trastero.

    Pero el verano es también un buen momento para aprender algo nuevo. Un taller de cocina, un curso para practicar deporte o, por qué no, un lenguaje de programación. Lo bueno de esta última opción es que ni siquiera necesitas salir de casa, ni por tanto sufrir las agobiantes temperaturas estivales.

    Te presentamos cinco sitios web con los que puedes aprender a programar desde casa (o mejorar tus conocimientos en la materia) en tu propio navegador web, a tu ritmo y con total libertad.


    Codecademy

    Codecademy es una popular plataforma de aprendizaje para programadores en ciernes. Su agradable diseño, su planteamiento interactivo y su original propuesta de otorgar "medallas" (badges) al conseguir determinados logros contribuyeron a ese éxito.

    Empezando mi carrera de programadora Javascript en Codecademy
    Al principio de su existencia, Codecademy ofrecía cursos de nociones básicas de Javascript, HTML y CSS, una oferta que aumentó recientemente con un nuevo curso de Python. Los cursos de Codecademy están divididos a su vez en lecciones, con una treintena de ejercicios en cada una de ellas. Son bastante intensos, pero gracias a que su dificultad está muy bien graduada, el aprendizaje no se hace difícil.


    Lo bueno de Codecademy es que además de aprender, puedes convertirte en profesor de alguna materia. El sistema pone a tu disposición todas las herramientas que necesitas para crear cursos sobre cualquier tema de programación, interactuar con tus alumnos y recibir comentarios sobre tu labor docente.

    Code School

    La "escuela del código" plantea una enseñanza basada sobre todo en la práctica. No en vano su eslogan es learning by doing. Los cursos de Code School están estructurados en formato de videojuego: divididos en varios niveles, cada uno de ellos con un vídeo seguido de varios ejercicios ("desafíos") que el alumno debe superar para pasar al siguiente nivel.


    En Code School hay un puñado de cursos gratis - por norma general, los de nivel más básico - y también cursos de pago, aunque éstos últimos te permiten completar el primer nivel a modo de prueba para ver si el temario es realmente lo que buscas y se adapta a tus necesidades. Los cursos son de lo más variado: Git, jQuery, HTML5, CSS, Javascript, Rails, Ruby y mucho más.


    Como incentivo extra, a medida que vas superando niveles y cursos, Code School te premia con logros (como los de los juegos de consola) que puedes compartir con tus amigos. Otros premios quizás más suculentos son descuentos para cursos de pago de la web y también para material de estudio de la editorial O'Reilly.

    Coursera

    La plataforma de cursos online Coursera engloba a varias de las universidades más prestigiosas de todo el mundo (entre ellas, por ejemplo, Stanford o Princeton) bajo el loable objetivo de hacer llegar los conocimientos de estas instituciones a millones de personas de todo el mundo a través de Internet.


    En Coursera encontrarás un amplio abanico de cursos totalmente gratuitos sobre las más diversas materias, incluyendo programación e ingeniería del software. Todos ellos son totalmente gratuitos y fácilmente adaptables a tus otras obligaciones.

    Cada curso cuenta con lecciones en vídeo que puedes visualizar cuando quieras, así como una serie de ejercicios para practicar lo aprendido reforzar conocimientos. Como extra, las clases de Coursera ofrecen la posibilidad de contactar con el profesor y con tus compañeros a través de un foro de preguntas y respuestas. Todo el sistema pedagógico de Coursera está basado en la interactividad continua entre profesor y alumnos.


    Aunque no ganes créditos universitarios con los cursos ofrecidos en Coursera, son una forma rápida, cómoda y sobre todo muy barata de adentrarte en el mundo de la programación o ampliar tus conocimientos con otros lenguajes que no conozcas - con la garantía además de universidades de gran renombre.

    Programr

    No todos los recursos online de programación están orientados a personas que no saben escribir ni una sola línea de código. También hay algunos, como Programr, que ofrecen a los que ya tienen ciertos conocimientos de la materia un lugar donde practicar, mejorar y aprender nuevos conceptos, sin tener que asistir a clase.


    Tras una interfaz de lo más simple, Programr esconde un completo laboratorio virtual donde puedes programar en Java directamente en el navegador web. También cuentas con los llamados code challenges ("desafíos de código"), una serie de actividades que te retan a crear programas que cumplan determinadas funciones. Además, en la web se organizan concursos de programación cada cierto tiempo.


    Si bien no es tan elegante ni tiene un diseño tan cuidado como otras opciones, Programr compensa con otras características interesantes, como soporte para varios lenguajes de programación y la posibilidad de crear pequeños scripts o programas (los llamados projects). Éstos se pueden compartir luego con otros usuarios.

    Khan Academy

    Un paso más allá en los servicios online para aprender programación es Khan Academy, una academia online donde, además de programación, tienes lecciones sobre muchísimos otros temas: matemáticas, ciencias, economía, humanidades... En total, una increíble colección de más de 3.000 vídeos educativos al alcance de un clic.


    En Khan Academy puedes visualizar las lecciones en vídeo sin necesidad de crear cuenta en la web, pero si lo haces podrás realizar un seguimiento de tus actividades y desbloquear logros a medida que vas progresando - aunque no tengan valor más allá de la propia satisfacción personal. La web está diseñada con sumo gusto y es muy fácil de usar. Y si tienes un iPad, puedes disfrutar de todo su contenido en la app de Khan Academy para iPad.


    Muchos de los vídeos de Khan Academy están subtitulados, así que el idioma no es un problema para aprender algo nuevo. Y además de aprender, esta academia te permite convertirte en tutor de otros estudiantes para alguna materia que domines, o colaborar con la comunidad traduciendo vídeos, ayudando a difundir Khan Academy o haciendo un donativo.

    ¿Te animas a aprender a programar?


    martes, 28 de agosto de 2012

    Recomendaciones para configurar una oficina móvil funcional


    Como desarrollador web freelancer -además de blogger- tengo la posibilidad de trabajar desde cualquier ubicación, establecer mis propios horarios y libertad para decidir a que proyecto dedicarme cada día. Por lo general trabajo desde casa, pero en muchas ocasiones tengo la necesidad de moverme para reunirme con clientes o a las oficinas de empresas que contratan mis servicios. En otras oportunidades, simplemente siento la necesidad de cambiar de ambiente para buscar un poco de inspiración y tranquilidad en otro lugar.
    Aunque muchos no lo crean, es posible trabajar lejos de la oficina (o de casa). Lamentablemente no todos pueden permitírselo, pero para los que pueden hacerlo, o al menos se animen a intentarlo, van las siguientes recomendaciones para configurar una oficina móvil funcional y eficiente.

    Oficina al aire libre

    • Lo primero que necesitamos es una computadora portátil. Es algo totalmente obvio, pero es mejor estar claros. Una computadora portátil es fácil de transportar y nos permitirá movernos con facilidad de un lugar a otro, además de ser nuestro centro operaciones sin importar donde estemos.
    • El acceso a Internet móvil es el segundo elemento de la lista. En la actualidad muchos establecimientos comerciales ofrecen acceso gratuito a Internet a través de Wi-Fi, sin embargo, no siempre es una garantía y es mejor estar preparados y llevar siempre con nosotros un dispositivo que nos permita conectarnos a través de la red de telefonía celular, ya sea con un modem usb o compartiendo Internet desde nuestro teléfono móvil. La mayoría de los teléfonos modernos cuentan con una opción que nos permite utilizarlos como hotspots, algo muy útil y fundamental para garantizar que estaremos conectados en cada momento que sea necesario.
    • Tampoco podemos olvidar llevar nuestro smartphone o tablet, además de ayudarnos con el acceso a Internet cuando no haya una red Wi-Fi disponible, nos permitirá adelantar algo de trabajo mientras nos dirigimos hacia nuestro destino (suponiendo que no vamos conduciendo). También podemos aprovechar este tiempo para organizar nuestra lista de tareas, responder algún correo electrónico o simplemente escuchar música.
    • Lo siguiente que no puede faltar son nuestros audífonos o auriculares favoritos. Primero, porque nos permiten escuchar música mientras trabajamos o nos desplazamos. Segundo, porque nos ayudan a bloquear el ruido del entorno que pudiera sacarnos de concentración y tercero, porque son necesarios si debemos atender una llamada en Skype y no queremos molestar a quienes están cerca.
    • Antes de salir debemos asegurarnos de llevar todos los cables, adaptadores y cargadores necesarios. No me refiero únicamente al cargador de la computadora y del teléfono, que obviamente son necesarios para no correr el riesgo de quedarnos sin batería a mitad de la jornada. Deberíamos considerar llevar con nosotros una extensión eléctrica por si no conseguimos una toma de corriente cercana al punto que seleccionemos para trabajar, y al menos un adaptador para varias tomas, por si las que encontramos no son suficientes.
    • Nada de lo anterior será fácil de transportar si no contamos con un morral o bolso cómodo, que nos permita movernos libremente, que equilibre bien el peso en la espalda -para evitar dolores musculares posteriormente- y que además mantenga todos los componentes seguros y protegidos de cualquier golpe, o de la lluvia en caso de que nos sorprenda mientras vamos por la calle.
    Finalmente, además de todo el equipo, también es necesario contar con servicios en la nube como:
    • Google Docs -Google Drive-, para mantener nuestros documentos siempre a la mano.
    • Evernote, para tomar notas rápidamente y sincronizarlas de manera sencilla entre dispositivos.
    • Astrid o Wunderlist, para crear y administrar nuestras listas de tareas pendientes y programar recordatorios.
    • Dropbox, que nos permitirá llevar nuestros archivos más importantes a todas partes y utilizarlos, incluso, sin acceso a Internet; sincronizandolos automáticamente la próxima vez que tengamos acceso.
    Lo más importante, más allá de todo esto, es saber organizarnos y administrar bien nuestro tiempo equilibrando las cargas de trabajo. Puede que no sea esta la guía perfecta para ti, pero puedes partir de este punto para descubrir muchas maneras diferentes de disfrutar lo que haces, porque trabajar no tiene porque ser algo aburrido.
    Foto (CC): mikecogh

    5 ideas para aprovechar mejor Dropbox


    Los servicios de almacenamiento en la nube se han hecho muy populares entre los usuarios porque les permiten compartir archivos de una manera muy sencilla y, además, les ofrecen disponibilidad de acceso a los archivos desde una amplia variedad de dispositivos (lo cual, sumado a la movilidad, los hace muy prácticos). Aunque el espectro de servicios disponibles es muy amplio (Box, SkyDrive, Google Drive, etc), uno de los servicios más populares entre los usuarios es Dropbox que, además, en los últimos meses ha evolucionado el servicio con un buen número de mejoras que, sumadas a las ofertas para aumentar el espacio disponible, hacen que prácticamente no exista un usuario que no tenga cuenta en el servicio.

    dropbox

    Dropbox, al igual que el resto de servicios, nos ofrece un almacén en la nube en el que podemos subir archivos y compartirlos con otros usuarios (enviándoles enlaces, invitándolos a compartir una carpeta, etc) ya sean del servicio o, incluso, de Facebook. Con un espacio de almacenamiento podemos hacer muchas cosas y, la verdad, es que podemos exprimir nuestro espacio en Dropbox con múltiples usos adicionales además de compartir archivos.

    ¿Y en qué podríamos aprovechar nuestra cuenta de Dropbox? El espectro de opciones es, prácticamente, ilimitado (sobre todo si le sumamos las aplicaciones que van surgiendo alrededor de Dropbox) pero, aún así, aquí van algunas ideas:

    Copias de seguridad

    Una de las máximas que se deben seguir a la hora de realizar copias de seguridad de un sistema es la de establecer una separación física entre el sistema a salvaguardar y sus copias, es decir, almacenar las copias de seguridad en un lugar distinto. Teniendo en cuenta que Dropbox es un sistema de almacenamiento en la nube, quizás éste pueda ser un buen destino para nuestras copias de seguridad, permitiendo que éstas estén disponibles en cualquier lugar y podamos restaurar gran parte de la información que perdamos si sufrimos una avería en nuestro disco duro o sufrimos algún tipo de ataque de malware en nuestro sistema.

    ¿Cómo usar Dropbox en este sentido? Podemos destinar una carpeta dentro de Dropbox como destino de nuestras copias de seguridad y, por ejemplo, establecer una rutina para hacer copias de seguridad automatizando el proceso con alguna herramienta (Cobian Backup podría ser una opción).

    Si mantienes una página web en WordPress, podrás encontrar extensiones que realizan copias de seguridad de nuestra base de datos y las almacenan en la cuenta de Dropbox que le indiquemos (también las hay que permiten configurar cuentas de Google Drive).

    Aplicaciones

    Las carpetas de Dropbox pueden ser un buen repositorio de aplicaciones donde mantener aquellas utilidades que siempre queremos tener a mano para instalarlas, es decir, utilizar Dropbox como una especie de biblioteca de software; pero además, si utilizamos aplicaciones portables y en vez de almacenarlas en una memoria USB, las almacenamos en Dropbox.

    De esa forma, además de tener las aplicaciones siempre disponibles compartiremos también los perfiles y configuraciones, por tanto, nos sentiremos siempre “como en casa”, independientemente de la ubicación.

    Cola de impresión

    En más de una ocasión estamos trabajando en casa, con nuestro equipo, y redactamos documentos o encontramos documentación que necesitamos imprimir en cuanto llegamos a la oficina. En estos casos, no es raro que terminemos enviándonos estos documentos a nuestra cuenta de correo electrónico con el típico asunto “Imprimir” y, al final, cuando llegamos al trabajo nos encontramos con una media de 4 o 5 mensajes en esta senda (o alguno más si tenemos limitaciones en el envío o recepción de mensajes).

    Una forma mucho más limpia de hacer esto es crear una cola de impresión con Dropbox, es decir, almacenar estos documentos a imprimir en una carpeta concreta dentro de Dropbox y así evitar tener que enviar la documentación por correo. De hecho, aplicar esta práctica nos permitirá enviar documentos desde cualquier tipo de dispositivo que acceda a nuestro espacio personal y, si además, nuestra impresora soporta una cola de impresión (una carpeta de red), podríamos cerrar el círculo automatizando el proceso de impresión y encontrar todo impreso cuando entremos por la puerta de la oficina.

    Folders - archivos

    Espacio de intercambio entre varios equipos

    Si tenemos varios equipos con los que trabajamos (el ordenador de nuestro trabajo y el de nuestra casa), en determinadas ocasiones nos habremos visto en la necesidad de compartir información entre éstos y habremos tenido que recurrir al correo electrónico o a alguna memoria USB. Si bien muchas empresas ofrecen a sus empleados sistemas de almacenamiento en red y acceso VPN a su infraestructura, usando Dropbox podremos crear un espacio de intercambio entre nuestros equipos y tener siempre disponible la información y actualizada.

    ¿Para qué necesitar un espacio compartido? Puede ser una forma de mantener sincronizados los correos electrónicos que almacenamos en local (el famoso local folders de Thunderbird o los archivos pst de Microsoft Outlook), tener accesibles documentos con los que estamos trabajando en la oficina y en casa e, incluso, también nos puede servir para trabajar en grupo porque podemos invitar a otros usuarios a dicha carpeta y mantenernos al día sin tener que cruzar múltiples correos con versiones de los documentos con los que estamos trabajando.

    Repositorio para aplicaciones Android

    Por norma general, la mayoría de usuarios de dispositivos Android descargan sus aplicaciones desde Google Play, sin embargo, si quieres probar alguna cosa nueva, por ejemplo, como ocurrió con la beta de Flipboard para Android, es necesario descargar el paquete apk de la aplicación e instalarlo en el terminal.
    Hay veces que no tenemos un cable usb a mano para transferir el paquete nos hemos descargado o, simplemente, no sabemos cómo enviar un enlace desde nuestro equipo de escritorio a nuestro dispositivo Android (en Bitelia hemos visto algunas opciones); con la idea de hacer más cómodo el proceso podemos recurrir a Dropbox y, por ejemplo, almacenar los paquetes a instalar en el terminal en una carpeta de Dropbox y, usando el cliente para el dispositivo móvil, acceder a ésta y proceder a la instalación (autorizando previamente en el terminal la instalación de aplicaciones de “Origen desconocido”).