martes, 30 de abril de 2013

MyHomework, organiza tu vida académica desde Chrome

Muchas veces hablamos de recursos que pueden ser usados en la oficina para aumentar nuestra productividad y mejorar el armado de listas de tareas. Sin embargo, estas herramientas también pueden ser usadas por otras personas para incrementar la productividad, como por ejemplo, los estudiantes. Sin embargo, hoy vamos a hablar de una herramienta específica para los estudiantes y sus deberes: MyHomework, una extensión de GoogleChrome que nos permite mantenernos al día con todas las cosas que tenemos que hacer. Esta aplicación de productividad para estudiantes es gratuita, intuitiva y práctica para mantenernos al tanto de nuestras clases, lecturas y deberes.


Los estudiantes tienen necesidades específicas que, si bien se pueden alinear en herramientas como Trello o Wunderlist, estas están más orientadas a la vida profesional, con la posibilidad de compartir nuestras listas de trabajo con otros colegas, hacer actualizaciones de estado, y más. Los estudiantes, tanto secundarios como universitarios, pueden necesitar algo diferente, que incluso sea más simple que las aplicaciones de productividad comunes y corrientes. Es una necesidad que se puede satisfacer gracias a esta aplicación de productividad para estudiantes, MyHomework.

Con un nombre tan directo como este, ya nos podemos imaginar de qué se trata. Pero más allá de ser una lista de pendientes y lecturas, MyHomework es una organización integral, un asistente personalizado para la vida académica del estudiante. Sin meterse demasiado en una interfaz con florituras innecesarias, también es minimalista y práctica, dividiendo la pantalla en sectores donde podremos encontrar diferentes cosas. Es gratuita, con publicidad, aunque también podemos optar por adquirir la versión sin publicidades para trabajar más tranquilos. La publicidad se ubica en una columna lateral, por lo que no es demasiado molesta ni es invasiva.

Para poder comenzar a usar MyHomework, tenemos que sincronizar con nuestra cuenta de Facebook. Cuando le damos acceso, nos encontraremos con dos columnas diferentes. La de la izquierda sirve para anotar todas las clases que estamos haciendo, mientras que la de la derecha sirve para anotar las tareas que tengamos que hacer para cada clase, así como también las lecturas. Por otro lado, en la barra de menú que se encuentra en la barra superior (tendrán que apretar “Menú” para verla, dado que está oculta) vamos a encontrar otras opciones académicas.

Estas opciones adicionales de la aplicación de productividad para estudiantes son el Calendario, donde podemos anotar exámenes y fechas de entrega de una forma sencilla, pero también el horario de cada una de las clases que tengamos, y Profesores, donde nos encontraremos con una opción que es solamente útil si nuestros profesores están usando una herramienta llamada Teachers.io, que sirve para conectar alumnos y profesores para entregar material y crear asignaciones. Veremos un poco más de esto dentro de algunas líneas.

Pasaremos ahora a analizar las funciones de MyHomework. En Home nos vamos a encontrar con estas dos columnas que hemos mencionado anteriormente. Para poder sumar una nueva clase, tendremos que hacer clic en el signo de + que se encuentra en la esquina derecha del cuadro. Cuando queremos agregar una clase, se nos darán dos opciones. Una de ellas es buscarla a través de Teachers.io, mientras que la otra, la que nos interesa a nosotros, será crearlas. Esto es de hecho muy simple, y podremos volver a editarla si nos equivocamos o nos falta algo de información.

Una vez que hacemos clic en “Agregar Clase Manualmente”, tendremos que ingresar el nombre de la clase, el comienzo y fin de la cursada, en qué edificio se cursa, qué aula, cuál es el nombre del profesor, y algo de información adicional. Aquí podemos poner, por ejemplo, el correo electrónico del responsable de la clase o de los compañeros con los que cursemos. Cuando terminamos de llenar estos datos, podemos avanzar agregando la hora de la clase a través de un botón especial llamado “Guardar y Agregar Horario de Clases”. Si no queremos hacerlo, no aparecerán luego en el calendario.

Tenemos diferentes opciones para agregar una clase, como por ejemplo, de acuerdo con horarios, períodos y bloques.


Cuando terminemos, nos encontraremos con este resultado, donde podemos ver cuándo comienza y termina la materia, qué días vamos, en qué aula, y tenemos el acceso de la información adicional. Es muy práctico, considerando que cada vez más estudiantes están llevando sus ordenadores al colegio o la universidad. Yo no tengo tantas clases semanales, pero personas que tienen una carga horaria más intensiva podrán encontrar en MyHomework la aplicación de productividad para estudiantes por excelencia.

Repasaremos ahora la otra pata para poder agregar tareas y lecturas. Esto se encuentra en la columna de Homework, y para sumar una nueva, también tenemos que hacer clic en +. Esta es una de las funcionalidades más interesantes que tiene MyHomework, porque es simple y a la vez muy detallada. Podemos ingresar el nombre de la tarea o lectura, la clase a la que corresponde, el tipo de tarea que es (por ejemplo, leer, estudiar, hacer una presentación, examen, y más). También podemos poner la fecha en la que debe terminarse, y en ese caso, también aparecerá en nuestro calendario. Además, a cada tarea se le puede asignar una prioridad diferente para saber qué tan necesario es hacerla con urgencia.

Cuando terminamos de armar nuestras lecturas, nuestra sección de Homework se verá algo así:


Podemos ver que, además, podemos organizar nuestras tareas de forma detallada viendo para qué clase tenemos que hacer cada cosa, cuál es la prioridad, y a qué categoría pertenece. De entrada, nos encontramos con todas las tareas organizadas de acuerdo con la fecha.

Conozco a muchas personas que son muy buenas para organizar tareas laborales, pero desastrosas a la hora de mantener un registro de su vida académica. A veces no hay tiempo, otras veces, no podemos encontrar la herramienta que necesitamos. Por lo menos por mi parte, MyHomework se ha convertido en una aplicación de productividad para estudiantes que no puedo dejar de tener, y los invito a instalar esta extensión para mantenerse al día con las lecturas (¿es algo posible eso?).

Mudándonos a la nube: subiendo y compartiendo nuestras fotografías


Comencemos con el especial Mudándonos a la Nube con el tipo de archivo que más se usa para guardarse y compartirse en la nube: las imágenes. Todos tenemos una cámara fotográfica hoy en día, y los dispositivos móviles junto con las redes sociales han hecho que un evento entre amigos pueda suponer miles de fotografías. 

Cada una de ellas es de alta calidad, de varios megapixeles y ocupando de de 3 a 7 MB; y las bibliotecas que tenemos en iPhoto o Picasa rebasan de lejos las decenas de Gigabytes. Los aficionados de la fotografía tienen incluso varios discos duros almacenando Terabytes de fotografías. ¿Cómo podemos almacenar todo esto en la nube?
Dar el paso: sin prisa pero sin pausa

Si tenemos muchas fotografías la transición puede ser larga. No intentéis gastar una tarde frenética en subir todas vuestras fotografías, sino que tomad una decisión firme acerca del servicio que vayáis a usar e id subiendo las fotografías poco a poco y cuando tengáis tiempo libre. Si va a ser un almacén personal tampoco hace falta que nos entretengamos mucho con los metadatos y opciones extra de ese servicio (etiquetar a todas las personas de mi fototeca en iPhoto ha resultado ser una pérdida de tiempo), así que lo más tedioso debería ser la propia tarea de subir las fotografías.

Aprovechad la funcionalidad de subida automática de fotografías que tienen algunas redes en sus aplicaciones móviles para ir subiendo las imágenes a medida que las vamos haciendo: de este modo no hará falta hacer ese gesto y esperar ante una barra de progreso y lo único que tendremos que hacer es organizarlas en álbumes.
Antes de escoger un servicio, piensa qué vas a hacer con las fotos


Como ya comenté en la introducción, dejemos de pensar en las fotografías como archivo de datos y dividámoslas en las funciones. Depende de cada persona, pero quizás podemos tener las fotografías personales en un sitio y las fotografías del trabajo en otro. La clave está en preguntarnos qué queremos hacer con esas fotografías, porque vamos a escoger un servicio en la nube dependiendo de lo que queramos hacer.

¿Qué queremos hacer con las fotos? Compartirlas públicamente o con un grupo cerrado de personas. La mayoría de servicios ya son capaces de permitirnos hacer eso, pero el desafío principal es el espacio. La mayoría de opciones nos dan menos de 10 GB de espacio, y servicios como Flickr nos dejan subir más cantidad de datos pero nos dan opciones muy limitadas de organización y acceso a menos que paguemos.

Podemos pagar por servicios como Dropbox para conseguir 100 GB o más, pero estamos retrasando lo inevitable: llenar ese precioso espacio de fotografías o perder demasiada calidad en pos de poder subir más fotografías. ¿Hay algún servicio que nos permita subir una cantidad ilimitada de fotografías a una calidad decente como para compartirla con nuestros familiares y amigos?

Lo hay, y se llama Google+. La red social de Google nos permite subir una cantidad de fotos ilimitada siempre que éstas no superen los 2048 pixeles en su lado más grande, lo que junto a sus opciones de compartir álbumes me lleva a recomendarlo para subir fotografías informales a la nube. 


Esto es un álbum de fotos en mi cuenta de Google+. Sí, están subidas a una red social, pero sólo yo puedo ver las fotografías. Nadie más, a menos que yo lo permita. 

Si las fotografías son de gran tamaño entonces sí que pasan a ocupar espacio de nuestra cuenta de Google, pero a malas tenemos la ventaja de que esta compañía es de las más baratas a la hora de ofertas para tener más hueco en sus servidores. Recordad que no estoy obligando a nadie a subir y compartir las fotografías: Google+ puede usarse perfectamente como un almacén completamente privado.

Hay que tener también en cuenta que Google+ tiene un buen visor para álbumes de fotografías y se apoya en sus aplicaciones móviles para que no tengamos problemas para acceder a las imágenes desde un móvil o una tableta. Y si estás usando un dispositivo que nu es tuyo, basta con iniciar sesión para acceder a tu perfil desde el navegador web. Son ventajas a tener en cuenta.

En la nube, lo que queramos hacer con las fotos es lo más importanteSi por la razón que sea no queremos utilizar Google+, otro servicio con las mismas ventajas es Skydrive de Microsoft. Ahí ya tenemos una limitación de 7 GB de espacio, pero Skydrive es capaz de redimensionar y optimizar las imágenes automáticamente para que esos 7 GB no se llenen demasiado rápido. En mi caso particular y por el visor de metadatos que tienes en su visor web de imágenes, SkyDrive es donde guardo las fotografías relacionadas con mi trabajo de editor.

Cualquier otro servicio de almacenamiento en la nube vale, tampoco olvidemos eso. Simplemente, y en cuanto a espacio disponible y flexibilidad para tratar esas fotos, lo más recomendable que he visto en base a mi experiencia es Google+ y Skydrive.

El objetivo, insisto, es tener el máximo número de fotografías (al ser posible todas) disponibles para ti de forma privada y con derechos para compartirla con quien quieras y usando el dispositivo que tengas a mano en cualquier momento. Con Google+ eso es perfectamente posible, siempre guardando una copia de seguridad de tus fotografías en otro sitio de forma local. Recordad que la nube nunca cuenta como copia de seguridad, y que lo mejor es guardar las fotografías tanto en la nube como en casa.

Imágenes | Ornellopics y Terri Monahan

Seis extensiones para dejar de perder tiempo en el trabajo

Internet nos provee demasiadas oportunidades para distraernos mientras estamos trabajando. Ya sea cuando estamos trabajando desde casa, o cuando estamos en la oficina, apenas tenemos que salir de una determinada pestaña hasta para olvidarnos de lo que estábamos haciendo en primer lugar. Mantener una lista de tareas puede ser algo muy útil, ¿pero hasta dónde podemos sostenerlo? Algunas compañías también recurren al bloqueo sistemático de páginas web, pero esto no siempre resulta. Por eso, hoy hablaremos de algunas extensiones para aumentar nuestra productividad laboral.


En sí, vamos a estar hablando de extensiones para dejar de perder el tiempo en el trabajo. Lo que no quiere decir que no podamos hacerlo: de hecho, relajarse y perder algo de tiempo es recomendable para volver con más bríos a la tarea en cuestión. El problema está en llevar este tiempo de relax demasiado lejos. Las extensiones que mencionaremos a continuación sirven para Chrome, el navegador de Google, y nos ayudarán a aumentar nuestra concentración para realmente poder disfrutar de nuestro tiempo libre.


Productivity Owl: hemos hablado ya en Bitelia sobre Productivity Owl, una herramienta fundamental en lo que se refiere a extensiones para aumentar nuestra productividad laboral. Se trata de un filtro de contenidos para Chrome que nos permite generar una lista blanca con las páginas permitidas para visitar, y una lista negra implementada por nosotros, con webs que no podemos visitar. Pero además, podemos profundizar nuestro autocontrol a través de horarios determinados en los que no podemos visitar estas páginas. También controla las páginas que no están contempladas en la lista, otorgándonos un tiempo prudencial de visita antes de indicarnos que volvamos a trabajar. Ciertamente, este búho de la productividad es de armas tomar.


StayFocusd: en lo que se refiere a extensiones para aumentar nuestra productividad laboral, StayFocusd puede ser una gran ayuda. De la misma forma que el búho, lo que hace esta extensión es limitar la cantidad de tiempo que pasamos en sitios web que son divertidos pero que no aportan mucho a las tareas que tenemos que hacer. Una vez que superamos el tiempo diario de visita, recién podremos volver a acceder a la página al día siguiente. Por supuesto, esto no es arbitrario: le tendremos que decir a StayFocusd cuáles son las páginas que queremos mantener limitadas, pero también podemos especificar qué tipos de contenidos queremos que sean limitados. Por ejemplo, si pasamos demasiado tiempo leyendo sobre tecnología, StayFocusd sabrá cuándo es tiempo de detenernos en base a nuestras preferencias.


Procrastinator: la palabra procrastinar ciertamente se ha popularizado en estos últimos tiempos, y muchos de nosotros –me incluyo- nos hemos convertido en maestros del nuevo arte. Procrastinator está aquí para salvarnos de este mal, tomando algunas medidas un poco más drásticas. Hasta ahora, todas las extensiones nos dan cierta flexibilidad para pasar un tiempo determinado en un sitio web. Con Procrastinator, no contaremos con ese beneficio: lo que tenemos que hacer es determinar qué páginas queremos bloquear, en qué determinado período de tiempo. Por ejemplo si trabajamos de nueve a seis, ese es un buen horario para bloquear. Más duro y disciplinario, Procrastinator puede ser la opción para los más vagos.



RescueTime: esta herramienta es fundamental y no puede faltar en una lista de extensiones para aumentar nuestra productividad laboral. Con RescueTime podemos obtener estadísticas detalladas de nuestro comportamiento en internet, previamente procesadas, para poder hacer un análisis de las páginas visitadas y saber cuáles son las que pueden ser bloqueadas a futuro para mejorar nuestra concentración. Así, podemos saber exactamente en qué hemos estado gastando el tiempo de nuestro día, y nos da la posibilidad de reorganizarnos mientras estamos con la jornada ya comenzada para poder ser más productivo. RescueTime nos permite saber en qué sitios hemos sido más productivos, bloquear las webs que plantean una distracción y mucho más. Una alternativa más profesional para quienes se consideran más detallistas.


Strict Pomodoro: en varias oportunidades hemos hablado sobre la técnica Pomodoro, una buena forma de usar mejor nuestro tiempo. Con esta extensión, Strict Pomodoro, vamos a poder aplicar la técnica directamente desde el navegador. Tenemos una alarma que suena cada 25 minutos, momento en el que nos tomamos un descanso de 5 minutos y luego volvemos a comenzar. Este método es ideal para aumentar nuestra concentración e impedir que nos desgastemos realizando determinadas tareas que son engorrosas. Al estar incrustado en nuestro navegador, no podemos escapar del tiempo, pero a su vez no dejamos que nos haga sus prisioneros a través de su malgasto. Otra de las bondades de Strict Pomodoro es que podemos configurarlo para que solamente podamos ver determinados sitios web durante nuestros 5 minutos de break.


FastestChrome: la lentitud de los navegadores puede ser una de las más grandes piedras en el zapato de quienes están buscando incrementar su productividad. Por eso, entra en escena FastestChrome, una de nuestras extensiones para aumentar nuestra productividad laboral. A través de ella, vamos a poder ahorrar tiempo y clics en cosas que muchas veces requieren que abramos una pestaña nueva o dejemos de hacer cosas que estábamos haciendo. Por ejemplo, seleccionando una palabra podemos hacer una búsqueda en Google, hacer comparaciones de precios, y mucho más. Para poder aumentar la velocidad de lo que hacemos todos los días, es una excelente alternativa.

Estas extensiones para aumentar nuestra productividad laboral son solamente el primer paso. Nos podemos descargar todas las herramientas que queramos pero siempre va a requerir un compromiso de nuestra parte. Por eso, lo más recomendable es elegir una y acostumbrarse a su funcionamiento. Mi preferida, al menos por el momento, es Strict Pomodoro, que combina técnicas de productividad con acciones concretas de bloqueos de web. Pero, por supuesto, dependerá de las necesidades de cada uno.

Los motivos por los que las marcas deben amar las Smart TV

La forma en que los espectadores consumen televisión está cambiando a pasos agigantados. Estos cambios se deben principalmente al creciente número de aparatos con los que consumir contenido audiovisual y a su imparable aumento de popularidad.

El concepto de segunda pantalla está cada vez más presente en los hábitos generalizados de los espectadores, lo cual ha llevado a la creación de un nuevo concepto: la televisión social, una televisión que busca la interacción de sus espectadores a través de las redes sociales a la vez que los programas se emiten, así lo que en un principio podría ser dañino para la televisión se convierte en un nuevo instrumento de promoción.

La Social TV despierta además gran interés entre los anunciantes, que ven multitud de posibilidades en este nuevo concepto. Las Smart TV ofrecen la posibilidad de aunar televisión y redes sociales en un solo trabajo, es decir, permiten incluir la “segunda pantalla” en la primera. Aquí la publicidad puede ser completamente personalizada, y por tanto más eficiente.

A continuación le mostramos razones por las que la televisión inteligente es un perfecto medio para difundir contenidos de marca:

1. Es todavía un medio poco explotado que ofrece muchas posibilidades.

2. La televisión sigue siendo el medio para difundir imágenes en movimiento.

3. Conseguimos que la web llegue al salón.

4. Los espectadores de Smart TV son cultos y adinerados.

5. Los espectadores aceptan positivamente los nuevos formatos publicitarios.

6. La publicidad online llama la atención.

7. La publicidad web permite la interactividad.

5 cosas que desconocíamos sobre el marketing móvil de productos de gran consumo


Las marcas de productos de gran consumo (PGC) probablemente no han sido las más rápidas a la hora de adoptar la publicidad móvil, pero parece que se están poniendo al día y la inversión de estos anunciantes en publicidad móvil se ha triplicado y más, según los últimos datos que han aportado Millennial Media y comScore.

Pero a pesar de que empieza a despegar, todavía hay muchas cosas que no se saben de la presencia de las marcas de productos de gran consumo en los dispositivos móviles y que muestran los datos de este estudio. Ad Age ha hecho un repaso por las 5 cosas que probablemente no sabíamos de los anunciantes PGC en el móvil.

1. Los PGC están adoptando el móvil más rápido que otras categorías. Los productos de consumo se situaron en el sexto puesto por industrias el año pasado, con un aumento del gasto del 235%.

2. El móvil es un medio de conocimiento para los anunciantes PGC, igual que lo son el resto de medios. Entre las campañas de los PGC, el 46% buscaba la creación de conciencia de marca mientras que el porcentaje alcanzaba el 14% para los anunciantes en general.

3. Los PGC apuestan por la localización, y un 40% de los anunciantes apuesta por algún tipo de segmentación en función de la localización para sus campañas móviles, situándose así en el cuarto puesto como categoría individual que utiliza la localización.

4. Los hombres son más propensos que las mujeres a utilizar en móvil en la tienda para realizar otras tareas. En especial, los hombres tienden más a utilizar sus móviles para comprobar la disponibilidad de un producto, comparar precios, buscar ofertas y hacer compras online. En cambio, las mujeres son más propensas a utilizar los móviles en las tiendas para enviar mensajes o llamar a amigos para hablar sobre productos, enviar fotos de productos o buscar funciones de productos.

5. Los compradores utilizan el móvil en las tiendas más de lo que mucha gente cree. Según los datos del estudio de Millennial Media y comScore el 40% de las mujeres y el 47% de los hombres utilizó sus móviles en las tiendas para encontrar cupones y ofertas, mientras que el 29% de los hombres y el 41% de las mujeres utilizó sus móviles para buscar detalles sobre productos.

¿Es el Big Data un gran fraude?


El Big Data está actualmente en boca en todos, tanto que muchos ‘marketeros’ se refieren ya a los datos como la nueva “gasolina” que tanto necesitaba desde hace tiempo su profesión.

Sin embargo, tanto “cacareo” sobre el Big Data está soliviantando los ánimos de muchos, que se atreven a tildar abiertamente esta nueva tendencia de “estafa”.

Los más escépticos alegan que el Big Data es únicamente una manera de meter miedo a las empresas y obligarlas a invertir ingentes cantidades de dinero en tecnología que en realidad no necesitan. Que es sólo una evolución, no revolución, en la manera en la que las organizaciones manejan los datos.

Lo cierto es que las expresiones de nuevo cuño, como es el caso del Big Data, no son a menudo más que un invento para promocionar los intereses de terceros. No es éste, sin embargo, el caso del Big Data, que no sólo es una expresión útil sino que describe una tendencia que es innovadora e importante a partes iguales.

En los últimos tiempos hemos descubierto, a veces boquiabiertos, cómo detrás de numerosos comportamientos (compras online, actividad en los social media, lectura de diarios, etc.) se esconde todo un torrente de datos que son una auténtica “mina de oro” para las marcas, explica Michael Barnett en Marketing Week.

Simultáneamente, y conscientes del poder de los datos, las organizaciones están rastreando y recopilando cada vez más volumen de información sobre sus clientes.

Son los datos acumulados generados a través de una cada vez más ubicua tecnología los que conforman eso de lo que todos hablamos y que llamamos Big Data. Se diferencia de los datos con los que han venido trabajando hasta ahora las empresas en que es mayor en volumen, en que viene de fuentes más variadas y en que no siempre se traduce en formatos “digeribles”.

¿La conclusión? Que el Big Data no es algo nuevo ni tampoco algo totalmente viejo. Y que la inversión en ella ni obra milagros ni tampoco es algo que las empresas deban temer. En realidad, es algo en lo que llevan trabajando desde siempre. Lo que cambia es la cuantía de los datos, su procedencia y su formato.

lunes, 29 de abril de 2013

Cómo usar el Administrador de cuentas inactivas de Google


Administrar una cuenta inactiva es una forma muy técnica de decirte que mañana podrías no estar aquí, un eufemismo para un tema que es tabú: morir. Y es que, a veces, la gente desaparece o fallece. ¿Qué pasa, entonces, con todos los correos, fotos, artículos y enlaces compartidos por la persona que ya-no-es? Esos datos quedan atrapados para siempre.

A menos, claro está, que los sitios web accedan a pasar la datos de una cuenta a los allegados, un proceso costoso y que implica una cantidad notable de papeleo y a veces procedimientos judiciales. Por eso cada vez más aplicaciones web ofrecen formas de recuperar la información, de crear una suerte de testamento digital. Y Google es una de ellas.

Configurar el Administrador de cuentas inactivas de Google es un acto importante y que no puedes tomarte a la ligera. De su correcto funcionamiento depende el que el día de mañana alguien pueda recibir todo tu legado electrónico. En este tutorial te explico cómo configurar tu cuenta de Google para que, llegado el caso, tus datos lleguen en buenas manos.
¿Qué es el Administrador de cuentas inactivas?

Debes pensar en el Administrador de cuentas inactivas como una especie de notario digital al que confías tus últimas voluntades relativas a los datos que tienes en Google. Si tu cuenta permanece inactiva –no la usas- durante un tiempo, el Administrador se pone en marcha.

El Administrador de cuentas inactivas de Google puede: 
Enviarte una notificación a tu teléfono móvil sobre la inactividad de tu cuenta 
Dar acceso a todos o parte de tus datos personales a personas de confianza 
Eliminar la cuenta pasado un tiempo prudencial (opcional) 

La falta de actividad se detecta de muchas maneras: 
Tiempo desde el último inicio de sesión (poner tu contraseña y entrar) 
Acceso a tu correo desde aplicaciones externas como Outlook 
Registros de uso de tu teléfono Android, en caso de que tengas uno 

Eliminar una cuenta por este método es distinto a eliminarla por el método tradicional: cuando tu cuenta se borra por inactividad, nadie podrá volver a utilizar el mismo nombre del usuario. Esto evita robos que alguien pueda hacerse pasar por un usuario fallecido.

Es importante que lo sepas: añadir personas de confianza en el Administrador de cuentas inactivas no hará que estas personas reciban notificaciones. Es recomendable consultarlo con ellas previamente, pero es tu deber, no el de Google. En calidad de “notario”, Google simplemente enviará tus datos una vez se cumplan los criterios definidos de antemano.
¿Qué hace falta para usar el Administrador de cuentas inactivas?

Es un servicio totalmente gratuito. Ten a mano tu teléfono móvil y la agenda de contactos, te servirán para activar el servicio y elegir los contactos a notificar.
Cómo configurar el Administrador de cuentas inactivas de Google

Pasemos ahora a la configuración propiamente dicha. En total, no debería llevarte más de diez minutos. ¿Lo más difícil? Decidir a quién quieres dejar tus datos.
1. Abrir el Administrador de cuentas inactivas

El Administrador de cuentas inactivas está en la sección Cuentas de tu perfil Google, al cual puedes acceder haciendo clic en tu foto cuando estés identificado en Google.


Una vez dentro, ve hasta Administración de la cuenta y haz clic en "Revisar la configuración", debajo del epígrafe relativo al Administrador de cuentas inactivas. O haz clic aquí.
2. Configurar las alertas personales: “¿Sabes que cuenta está inactiva?”

Lo primero es definir el número de teléfono en el que deseas recibir una notificación por SMS, así como direcciones de correo personales en los que recibir el mismo aviso.


Haz clic en Añadir dirección de correo electrónico alternativa para añadir las direcciones, y clic en el icono del cubo de basura para eliminarlas. Para el teléfono móvil el procedimiento es idéntico. Recuerda que aquí debes poner tu número de teléfono personal, y que tu terminal debe ser capaz de recibir mensajes SMS.
3. Definir el tiempo de espera: “¿Cuándo empezar a preocuparse?”

Ahora empieza lo delicado: aquí tienes que elegir el periodo de tiempo pasado el cual Google puede considerar tu cuenta como inactiva. Pueden ser tres meses, seis, nueve o un año.


Cuando ese tiempo de inactividad se cumpla y tengas la posibilidad de arreglarlo, se te notificará para que las acciones que se definen más adelante no se lleven a cabo (a fin de cuentas, puede que te hayas tomado unas vacaciones muy, muy largas).
4. Decidir si ceder tus datos en herencia: “A ella dejo mi fotos, a él mis correos…”

Este es quizá el paso más delicado de todos. ¿A quién quieres dejar tus cosas? ¿Qué cosas quieres legar a los demás cuando tu cuenta se considere inactiva?


Cuando añadas un contacto de confianza, este recibirá una notificación al volverse tu cuenta inactiva. Pero además –y aquí radica la utilidad de esta función- podrá acceder a los datos Google que tú definas.


Si has marcado la casilla pertinente, el paso siguiente consiste en elegir qué quieres compartir de tu cuenta inactiva con la persona de confianza que estás añadiendo.


"Te dejo mis +1, mis círculos de Google+ y mis datos de Latitude. A ver si con eso puedes escribir mi biografía"

Puedes elegir datos de todos los productos de Google, como Google Plus, Picasa, Blogger, GMail, Drive, Voice, YouTube e, irónicamente, también Google Reader. Supongo que en el futuro se añadirán también nuevos servicios conforme se estrenen.

Lo siguiente es poner números de teléfono de tus contactos. Antes de poder bajar los datos, recibirán en su móvil el código de confirmación necesario.

Por último, puedes modificar el mensaje de aviso que recibirán tus contactos. Ten en cuenta que quien leerá este mensaje puede que no sepa lo que ha ocurrido. Procura que sea informativo (no como el del ejemplo).

5. Elegir si quieres eliminar tu cuenta inactiva o no (“¿Cremación o entierro?”)

Aquí puedes elegir si dejar que tus datos se queden flotando para siempre en el ciberespacio en una suerte de memorial… o bien optar por su destrucción completa e irreversible.


Borrar o no borrar, esa es la cuestión...

Es tan fácil como activar el interruptor. Recuerda que tus datos solo se borrarán una vez que se hayan llevado a cabo las acciones definidas previamente (notificaciones y descarga de datos), y que siempre estás a tiempo de cambiar de idea.
6. Activar el Administrador de cuentas inactivas: "Sí, adelante con ello"

¿Todo listo para firmar tu testamento Google? Ahora solo te queda activar el Administrador de cuentas inactivas. Haz clic en el botón y –voilá- ya tendrás el futuro de tus datos asegurado.


Un interruptor. ¿Por qué siempre tiene que ser un interruptor?

No te preocupes: el Administrador de cuentas inactivas se puede desactivar, activar y configurar todas las veces que quieras. No hay límite alguno, excepto el evidente (que tú no estés ya disponible para hacerlo).

De hecho, conviene que –como se hace con todo buen testamento- revises regularmente tu configuración para ver si todo está en orden. Más en concreto, recomiendo: 
Mantener números de teléfono y correos actualizados 
Añadir o quitar productos a compartir tras la inactivación 
Decidir si borrar la cuenta o no 
“¿Y si quiero una copia de mis datos AHORA?”

Es fácil. Tan solo ve Descargar tus datos, dentro del apartado Cuenta, y dale al botón azul.

Google Takeout permite crear un archivo comprimido con toda tu información. Ya hablamos de este magnífico servicio en este artículo.
¿Y tú? ¿Has configurado ya tu "testamento Google"?

Moom, administra rápidamente tus ventanas en Mac OS X

Siendo usuaria de tanto Mac como Windows, debo decir que no me ubico en ninguna de las dos aceras tan extremistas que solemos encontrar en los bandos maqueros y de PC. Creo que Mac tiene algunas cosas que Windows no ofrece, y viceversa. Y en este viceversa, está la administración de ventanas. Si bien se aplican algunos de los criterios de la misma manera en los dos sistemas operativos, la cosa no es igual. Por eso, hoy hablaremos de cómo cambiar ventanas en Mac a través de una aplicación llamada Moom.


Cambiar ventanas en Mac puede ser un asunto complicado, aunque escrito suene como algo simple y tonto. Básicamente, Moom es una herramienta de administración de ventanas en Mac, para tener que evitarnos el problema y la pérdida de tiempo del cambio de tamaño de ventanas, la ubicación en diferentes partes de la pantalla, la minimización, y otras tantas cosas que tenemos que hacer sin el uso de una herramienta adecuada. Todas estas cosas parecen tonterías a primera vista, pero eventualmente empiezan a consumir una buena cantidad de tiempo.

Moom se encarga básicamente de todo lo que está relacionado con las ventanas en Mac. Podemos usar Moom para cambiar ventanas en Mac, no solamente de tamaño sino también de posición. Esto se realiza de forma automática, en posiciones previamente establecidas por el usuario, entre otras cosas. Moom nos permite configurar profundamente la aplicación para poder crear una experiencia personalizada de ventanas en OS X, corriendo en el fondo sin necesidad de ocupar espacio de pantalla. Tampoco aparecerá como un ícono en el Dock, por lo que allí también estaremos ahorrando espacio.

Una de las cosas que podemos hacer para cambiar ventanas en Mac con Moom es configurar la herramienta para mover las ventanas a las esquinas de la pantalla y cambiar la ubicación. Esto quiere decir que cuando manualmente las movemos a una esquina de la pantalla, se ubicará la ventana en una posición predeterminada en otra parte, algo similar a lo que sucede en Windows 7. Antes de soltar el mouse para ubicarla, Moom nos mostrará una previsualización de cómo quedará todo cuando terminamos de configurarlo. Además, se pueden personalizar cada una de las esquinas de la pantalla para realizar acciones diferentes.


Con Moom, las ventanas también pueden ser administradas desde el teclado. Aquí en Bitelia somos fanáticos confesos de los atajos de teclado, y de todo lo que sirva para ahorrar tiempo en la experiencia de usuario. Moom también está equipada con funcionalidades similares, y se puede activar desde las preferencias de la aplicación asignando una determinada hoy key a una acción en particular. Así, desde nuestro propio teclado, podemos manejar el tamaño de las ventanas, su posición en la pantalla, y agrandar y achicar a gusto dependiendo de nuestras necesidades.

Finalmente, una de las bondades más importantes de la aplicación es su personalización extrema. Con Moom podemos cambiar ventanas en Mac pero bajo nuestros propios términos. Las preferencias de Moom nos permiten configurar prácticamente todas las experiencias de administración de ventanas, especificando las operaciones que queremos que se realicen solamente en determinadas partes del display. Moom nos permite además establecer puntos de anclaje en la pantalla que pueden ser los favoritos para que pongamos las ventanas más relevantes.

En relación a sus prestaciones, y comparándolo con otras aplicaciones similares, Moom tiene un costo de 10 dólares, además de permitirnos pasar una etapa de prueba donde podremos decidir si la aplicación es realmente para nosotros. Si nos está costando adaptarnos a las ventanas de Mac OS X y acabamos de adquirir uno de estos ordenadores, no deberíamos dejarnos desalentar, buscando soluciones de usabilidad para las cosas que nos molestan.

Foto principal por The Zero

Cinco herramientas para crear playlists en internet

Hace algunos días hablábamos sobre MixShape, una aplicación especialmente diseñada para personalizar listas de reproducción en Spotify. Hoy vamos a ahondar un poco más en el concepto de las playlists y de las formas que tenemos de hacerlas en internet. De hecho, internet ha cambiado profundamente la forma en la que escuchamos música, permitiendo la llegada del streaming como una alternativa más a la compra digital de discos. A continuación, hablaremos sobre cuáles son las mejores herramientas para crear playlists en internet.
Spotify


Spotify se ha transformado en una de las propuestas más interesantes y viables en lo que se refiere a la salida monetaria. Con una cantidad de usuarios que aumenta diariamente, es una de las mejores opciones para crear playlists en internet porque podemos usar parte del gran catálogo del servicio, sin necesidad de tener que subir canciones por nuestra cuenta. Las playlists se pueden hacer de muchas maneras, con una interfaz intuitiva, disponible en su versión de escritorio.
Mixtaping.fm


Otra herramienta interesante para crear playlists en internet es Mixtaping.fm, con una interfaz que busca replicar la esencia de la composición analógica de las mixtapes. Comenzamos a usarla conectando nuestras cuentas de Twitter o Facebook, y luego seleccionamos las canciones que también están disponibles del catálogo de la plataforma. Esto nos puede traer problemas a futuro dado que se puede limitar. Pero más allá de eso, uno de los atractivos principales de Mixtaping.fm es la forma en la que nos presenta las listas de reproducción.
8tracks


Esta es una de mis aplicaciones favoritas para crear playlists en internet, dado que tenemos mucho control sobre lo que hacemos. Con 8tracks podemos subir las canciones directamente desde nuestro ordenador, con la condición de no repetir artistas, y por otro lado, también podemos subir las imágenes que ilustrarán la portada. Las playlists luego se pueden compartir a través de internet con nuestros amigos, que no tienen por qué crearse una cuenta para poder escuchar. Es simplemente fantástica.
Deezer


Este emprendimiento francés está allanando camino y nos interesa profundamente por su presencia en Latinoamérica, donde va sumando cada vez más usuarios. Sus listas de reproducción son fáciles de hacer, y por ende, se cuelan en nuestra lista como una de las alternativas más interesantes para crear playlists en internet. De hecho, Deezer cuenta también con un buen catálogo de música Latinoamericana de todo tipo, y este es principalmente su valor diferencial. Su interfaz, disponible en versión web, es simple de usar y fácil de comprender, para estar creando listas de reproducción en poco tiempo.
Grooveshark


Finalmente, otra de las opciones más clásicas para crear listas de reproducción en internet es Grooveshark. Esta plataforma de streaming puede que no haya podido encauzar su popularidad de la misma manera que Spotify, pero en algunos países, sobre todo los que no se encuentran habilitados para usar esta última, Grooveshark supo cómo posicionarse. Si bien su interfaz no es ideal, podemos crear listas de reproducción con su catálogo enorme, y también podemos subir canciones (aunque luego deberemos sumarlas a la lista). Junto con Spotify, es una de las que más catálogo nos ofrecen, aunque con más baches en la escucha.

Fuente: 


Hace algunos días hablábamos sobre MixShape, una aplicación especialmente diseñada para personalizar listas de reproducción en Spotify. Hoy vamos a ahondar un poco más en el concepto de las playlists y de las formas que tenemos de hacerlas en internet. De hecho, internet ha cambiado profundamente la forma en la que escuchamos música, permitiendo la llegada del streaming como una alternativa más a la compra digital de discos. A continuación, hablaremos sobre cuáles son las mejores herramientas para crear playlists en internet.
Spotify


Spotify se ha transformado en una de las propuestas más interesantes y viables en lo que se refiere a la salida monetaria. Con una cantidad de usuarios que aumenta diariamente, es una de las mejores opciones para crear playlists en internet porque podemos usar parte del gran catálogo del servicio, sin necesidad de tener que subir canciones por nuestra cuenta. Las playlists se pueden hacer de muchas maneras, con una interfaz intuitiva, disponible en su versión de escritorio.
Mixtaping.fm


Otra herramienta interesante para crear playlists en internet es Mixtaping.fm, con una interfaz que busca replicar la esencia de la composición analógica de las mixtapes. Comenzamos a usarla conectando nuestras cuentas de Twitter o Facebook, y luego seleccionamos las canciones que también están disponibles del catálogo de la plataforma. Esto nos puede traer problemas a futuro dado que se puede limitar. Pero más allá de eso, uno de los atractivos principales de Mixtaping.fm es la forma en la que nos presenta las listas de reproducción.
8tracks


Esta es una de mis aplicaciones favoritas para crear playlists en internet, dado que tenemos mucho control sobre lo que hacemos. Con 8tracks podemos subir las canciones directamente desde nuestro ordenador, con la condición de no repetir artistas, y por otro lado, también podemos subir las imágenes que ilustrarán la portada. Las playlists luego se pueden compartir a través de internet con nuestros amigos, que no tienen por qué crearse una cuenta para poder escuchar. Es simplemente fantástica.
Deezer


Este emprendimiento francés está allanando camino y nos interesa profundamente por su presencia en Latinoamérica, donde va sumando cada vez más usuarios. Sus listas de reproducción son fáciles de hacer, y por ende, se cuelan en nuestra lista como una de las alternativas más interesantes para crear playlists en internet. De hecho, Deezer cuenta también con un buen catálogo de música Latinoamericana de todo tipo, y este es principalmente su valor diferencial. Su interfaz, disponible en versión web, es simple de usar y fácil de comprender, para estar creando listas de reproducción en poco tiempo.
Grooveshark


Finalmente, otra de las opciones más clásicas para crear listas de reproducción en internet es Grooveshark. Esta plataforma de streaming puede que no haya podido encauzar su popularidad de la misma manera que Spotify, pero en algunos países, sobre todo los que no se encuentran habilitados para usar esta última, Grooveshark supo cómo posicionarse. Si bien su interfaz no es ideal, podemos crear listas de reproducción con su catálogo enorme, y también podemos subir canciones (aunque luego deberemos sumarlas a la lista). Junto con Spotify, es una de las que más catálogo nos ofrecen, aunque con más baches en la escucha.

Conseguir seguidores en Twitter es más fácil de lo que parece

Todo el mundo, de alguna forma u otra, busca obtener notoriedad. Para las personas, pero más aún para las empresas, la primera pregunta natural en la red social de los 140 caracteres debería ser ¿Cómo puedo conseguir seguidores? Lo mismo sucede en otras redes como Facebook, Pinterest o Foursquare.

Las redes sociales de una empresa exigen dedicación, aunque existe una forma sencilla de obtener seguidores en Twitter: ser real. Sirva a los demás, comparta lo bueno, escriba contenidos de calidad, escuche. Puede parecer un consejo de sentido común, pero conviene insistir en estas prácticas ya que muy pocas cuentas las llevan a cabo.

Sin embargo, también existen otras técnicas básicas para llamar la atención y conseguir tener más seguidores:

1. Muestre una fotografía suya real. Puede transformarla a modo de dibujo para darle un aire original. Desde luego, olvide la posibilidad de identificarse con el huevo característico de Twitter.

2. Cree una biografía actual y determine su localización, su ciudad. Puede añadir también un enlace a su página web o blog personal.

3. Si quiere entablar conversaciones a través de Twitter con un grupo concreto de personas, menciónelas a través del símbolo “@” de forma regular y sígales también.

4. Mantenga su lista de seguidores y gente a la que siga equilibrada, que no difiera en más de un 20%. En Twitter hay que participar. La relación entre seguidores y gente a la que sigue debe ser proporcionada. Las cuentas con muchos seguidores pero que siguen a poca gente pueden aportar la sensación de meros difusores.

5. Tuitee calidad. Busque aquello que sabe que interesará a sus seguidores, ya sea temas relacionados con el marketing, el servicio al cliente o una buena fotografía.

6. Busque las palabras clave que le interesan a través de las etiquetas o hashtags para seguir a otras personas que hablen sobre dichos temas. La plataforma Little Bird, precisamente, se centra en llevar a las personas a las conversaciones que más pueden interesarle.

7. Comparta cuáles son algunas de sus cuentas preferidas y también quiénes son sus seguidores con algún hashtag y trate de aprender siempre de cómo lo hacen los demás.

Si lleva mucho tiempo en Twitter, probablemente conozca la posibilidad de comprar seguidores. No lo haga. Los seguidores, para considerarse tales, han de ganarse. Estos serán los que muevan su conversación y compartan su contenido sin que usted se lo pida. Considere más la profundidad o la calidad en su estrategia de medios en red que la cantidad. Las cuentas con “falsos seguidores” llaman la atención porque no generan conversación, y por lo tanto, terminan llegando menos. No olvide que la confianza es un premio que cuesta conseguir, así que trate de no engañar a sus fieles potenciales.

7 tareas que no deben faltar nunca en la agenda de un community manager “novato”


Aterrizar en el universo de los community management puede ser de lo más estresante. De todos modos, no se deje llevar por el pánico. Si acaba de estrenarse en esta profesión y anda todavía un poco “perdido”, anote en su agenda las 7 tareas esenciales que recoge a continuación Ragan.com y utilícelas como “brújula”:

1. Siga a las personas adecuadas

Para llegar lejos en el community management, es esencial seguir a las personas adecuadas, aquellas a las que queremos emular. Se trata de rastrear en la red de redes y encontrar a los community managers que se esconden detrás de las páginas en Facebook, los perfiles en Twitter y los blogs que son nuestro ejemplo a seguir. Igualmente, es importante seguir de cerca a la audiencia relacionada directamente con la marca para la que trabajamos: sus clientes, sus rivales en el mercado, sus “influencers”, etc.

2. Convierta sus ideas en estrategias y anótelas

Después de poner el “radar” rastreando la Web Social en busca de ideas, es el momento de transformar esas ideas en estrategias, unas estrategias que debe plasmar por escrito y convertir en su “biblia”.

3. Determine las métricas que va a utilizar

Al margen a las respuestas a las preguntas quién, qué, cuándo, dónde, por qué y cómo, piense detalladamente en aquello que desea medir en los social media. Las métricas son esenciales para determinar si sus estrategias han funcionado o no y es necesario o no cambiarlas.

4. Cree un calendario

Una vez creadas las estrategias y definidas las métricas, es el momento de fijar un calendario de tácticas. ¿Cuándo y qué publicaremos en qué plataforma? Es importante planificar todo de antemano y actualizar su calendario a medida que analiza las métricas (días y horarios de publicación, tipos de contenido, etc.).

5. Interactúe

Si quiere dar alas a su comunidad, es imprescindible que interactúe con los miembros que la conformen, a ser posible en tiempo real o al menos de la manera más rápida posible. Recuerde que el community management es un trabajo de 24 horas y 7 días a la semana. Puede que no siempre tenga que tomarse la molestia de dar las gracias a un seguidor a las 3 de la mañana, pero es muy probable que en alguna ocasión tenga que responder a un cliente enfadado fuera de su horario laboral.

6. Inscríbase en eventos

En el universo 2.0 hay multitud de eventos relacionados con los social media, independientemente del lugar en el que resida. Esté muy atento a los congresos, conferencias, charlas y seminarios relacionados su trabajo y, si no puede asistir, sígalos al menos de manera virtual a través de los hashtags publicados sobre ellos en Twitter.

7. Esté al tanto de las tendencias

Estar al tanto de las nuevas tendencia forma parte de la estrategia de todo community manager. Cuanto más sepa sobre el universo 2.0, mejor hará su trabajo.

La convergencia entre los medios propios, pagados y ganados


Hace unos cuantos meses Altimeter publicaba su informe “The Converged Media Imperative: How brands must combine Paid, Earned and Owned Media” de lectura totalmente recomendable.

¿A qué nos referimos con Converged Media o Convergencia de Medios?

Antes de empezar, repasemos brevemente el ya “clásico” esquema de Medios Propios, Pagados y Ganados:



Medios Propios, Ganados y Pagados

Tradicionalmente hemos vivido en un mundo totalmente desequilibrado, en el que los medios pagados tenían un peso desmedido en los presupuestos de cualquier empresa.


Sí, la inversión en medios propios y ganados va ganando terreno poco a poco a medida que la publicidad tradicional va cayendo y la digital crece a un ritmo menor.


Y en este escenario es en el que las barreras se empiezan a difuminar resulta un pequeño sinsentido contar con departamentos estancos que hagan la publicidad por un lado, a “su bola”, mientras otros se encargan de un blog corporativo y otros de montar eventos.

Cada vez es más necesario contemplar una estrategia común, coordinando los distintos canales para llegar al consumidor en cualquier punto de “su viaje”.

Algunas ideas que se me pasan por la cabeza leyendo la presentación:
Barreras cada vez más difusas

No hace mucho, era fácil distinguir un anuncio del contenido (existían cosas como los “publirreportajes”, vale).

En Facebook los anuncios estaban relegados a su espacio, en Twitter no había publicidad. Pero el ejemplo más claro de la creciente convergencia de medios se encuentra en las propias redes sociales y plataformas de publicación como Tumblr: posts o tweets patrocinados son productos publicitarios que se encuentran en esa fina frontera entre el contenido y la publicidad.
No es el fin de la publicidad

En general, pocas marcas podrán permitirse el vivir con un presupuesto de publicidad “cero”. Existen casos, por supuesto, pero los medios pagados tienen algunas ventajas (rapidez, alcance de nuevas audiencias, escalabilidad,…) que los siguen haciendo necesarios, aunque pierdan peso relativo.
Los beneficios de la convergencia
Sinergias: apoyo entre distintos canales, con distintos objetivos que pueden ser complementarios. Por ejemplo, podemos apoyarnos en una campaña de Facebook Ads para incentivar los registros a un blog corporativo. 
Amplificación: un anuncio en la televisión puede extenderse a una conversación en Twitter y esta conversación puede servir para incrementar la difusión del anuncio. 
Independencia: no dependemos de medios concretos, ni de plataformas concretas. 
Retos y frenos

Si tuviera que destacar un freno, este sería sin duda la (excesiva) departamentalización de la empresa. Con presupuestos separados y equipos que quizá no hablen demasiado es difícil plantear una estrategia integrada. Un problema que ni mucho menos es nuevo: llevamos viviéndolo desde que lo social empezó a ser una parte relevante en las estrategias de comunicación y marketing de cualquier empresa.

¿Dónde queda la transparencia? Una duda que me asalta: ¿es consciente el usuario de qué es publicidad y qué no lo es? ¿De que eso que le sale en “el Facebook” es una promoción? Dejar claro en qué consiste cada cosa es un reto en sí mismo.

Se requieren nuevas habilidades. Las relaciones públicas y la publicidad llevan tiempo entre nosotros. La generación de contenidos propios y el funcionar con una lógica de medio de comunicación no tanto. La integración de todo lo “social” ayuda a recorrer parte del camino, pero no todo.

Odio las frases manidas como “el mundo está cambiando” o “nos encontramos en medio de un revolución”, pero es innegable que sigue haciendo falta cierto cambio de chip: por parte de todos, agencias, clientes y proveedores de soluciones tecnológicas. No podemos seguir pensando que “estamos solos” o que lo nuestro es lo mejor.

viernes, 26 de abril de 2013

Extensiones de Google Chrome para enviar contenidos al Kindle

Si bien en nuestras tabletas y en nuestros smartphones podemos leer documentos, libros electrónicos y contenido procedente de blogs y páginas webs, desde un lector de e-books, seguramente, tendremos una lectura mucho más confortable. Uno de los lectores de libros electrónicos más extendidos en uso es el Kindle de Amazon, un dispositivo que suele convertirse en uno de los regalos estrella durante las Navidades y que, tras pasar un tiempo desde estas fiestas, vale la pena que recordemos para sacarle mucho más partido y, por ejemplo, nos sea cómodo enviar contenidos al Kindle.


Tras los primeros pasos con nuestro e-book y localizar algunas fuentes de las que descargar libros, toca sacarle aún mayor rendimiento y gestionar de manera ágil el trasvase de contenidos hacia nuestro dispositivo. Además de leer libros electrónicos, nuestro dispositivo Kindle es capaz de cargar documentos en formato PDF (aunque hay algunos aspectos a mejorar con el tratamiento de este formato) y también puede recibir contenidos de páginas webs que podremos leer cómodamente en nuestro Kindle como si fuesen libros electrónicos.

Muchas veces encontramos contenidos interesantes que, en el momento de encontrarlos, no podemos leer, por ejemplo, por falta de tiempo. Con la idea de acumularlos para "leer luego", podremos enviarlos cómodamente a nuestro dispositivo Kindle y, en este sentido, navegadores como Google Chrome nos pueden facilitar mucho las cosas. Hace tiempo que revisamos algunas extensiones para gestionar nuestro Kindle, enviarle contenidos y sacarle mayor partido, un tema que vamos a retomar con algunos recursos adicionales que vale la pena que tengamos en cuenta:
Send to Kindle

Send to Kindle es una de las extensiones básicas que debemos tener instaladas en nuestro navegador si queremos gestionar nuestro Kindle. Es una extensión oficial desarrollada por Amazon (que también está disponible en Firefox) que sirve para enviemos contenidos que vamos viendo por la web hacia nuestro Kindle.

La idea es que si vemos una página web que nos parece interesante pero no tenemos tiempo para leerla, en vez de guardarla en nuestros favoritos y que, probablemente, se nos pierda entre tanto enlace, podremos enviarla a nuestra cuenta de Kindle y que, a su vez, se transforme en un contenido manejable por nuestro lector de e-books.
Send to Amazon Kindle

Send to Amazon Kindle es otra extensión que tiene como objetivo facilitarnos el envío de contenidos a nuestro Kindle mientras navegamos, un botón que se emplazará en nuestro navegador y que pulsaremos cuando estemos delante de una página cuyo contenido nos interese y queramos leer con calma más tarde.

Kindle Cloud Launcher

Kindle Cloud es un servicio de Amazon que nos permite acceder a la biblioteca de nuestro Kindle desde el navegador, un servicio que por cierto está disponible en forma de aplicación para Google Chrome. Si queremos tener aún más cerca este servicio, tenemos la posibilidad de instalar un acceso directo en forma de botón con la extensión Kindle Cloud Launcher.
Later On Kindle

Later On Kindle es otro recurso con el que enviar contenidos a nuestro lector de libros Kindle y, al igual que los demás, nos dotará de un botón con el que capturar contenido de las páginas que visitamos y enviarlo al Kindle. ¿Y entonces? ¿Qué tiene de interesante esta extensión? ¿Qué es lo que aporta? Además de enviar contenido HTML, es decir, páginas web, también nos permite enviar documentos PDF que encontremos por la red para leerlos cómodamente desde el Kindle.
Push to Kindle

Push to Kindle es otro servicio gratuito con el que enviar contenidos al Kindle procedente de las páginas webs que visitamos (blogs, Wikipedia, prensa digital, etc) y también se "materializa" en forma de un botón que tener siempre a mano para enviar los contenidos.

Esta extensión es interesante porque nos ofrece una previsualización de los contenidos (para ver cómo quedaría el contenido tras transformarlo), seleccionar el formato en el que enviaremos el contenido (ePUB, MOBI o PDF), enviar los contenidos hasta a 5 dispositivos Kindle o enviar documentos en formato PDF.

10 trucos para aprovechar Skype al máximo

El lunes pasado, MSN Messenger dejó de ser para dejar lugar al producto estrella de Microsoft, Skype. Ese mismo día, les presentamos una guía para hacer la migración al popular servicio de VoIP, y hoy, vamos a revelar algunos trucos de usabilidad para los que recientemente se incorporaron a la plantilla de usuarios. La realidad es que Skype es una herramienta fácil de usar, no solamente por motivos laborales sino también personales, pero en un primer momento, puede ser confuso. Por eso, aquí les presentamos una lista con diez trucos para Skype.



Vista compacta: otro de los trucos para Skype que consideramos relevantes es la posibilidad de cambiar el tamaño de la ventana para obtener una vista compacta. Uno de los primeros impactos fuertes que podemos tener al cambiar a Skype es encontrarnos con una vista completamente diferente, pero usando la vista compacta podemos tener una transición sin sobresaltos.


Organización de contactos: les contamos que, cuando pasamos de Messenger a Skype, no se mantienen los grupos de contactos que habíamos tenido. Por eso, la mejor forma de hacerlo, sobre todo para no confundir con previos amigos que hayamos tenido en Skype, es a través de la organización de contactos. Si queremos cambiar el nombre de usuario que vemos, podemos hacer clic derecho en el contacto. Por otro lado, podemos hacer clic en Crear Grupo para establecer un nuevo grupo de acuerdo con la pertenencia del contacto. Todo esto se puede acceder desde el menú de contactos o haciendo clic derecho sobre cada usuario determinado.


Integración con Outlook: para los usuarios que además se manejen con Outlook, el programa tiene integración con el correo electrónico de Office. Así, podemos tener todos los detalles en un único lugar, así como también iniciar videollamadas, conversaciones de mensajería instantánea, y más.


Integración con Facebook: además de estar integrado con Outlook, los usuarios de Skype contarán también con el beneficio que tenían con Messenger. Este es uno de los trucos para Skype más importantes, dado que no muchos saben que pueden usar Skype como una forma de mantenerse al tanto de las novedades de sus amigos. Pero, a diferencia de Messenger, una de las bondades de Skype es que nos permite chatear con nuestros contactos de la misma forma en que podemos hacerlo en Facebook.


Envío de llamadas: este es uno de los trucos para Skype en los que necesitaremos haber comprado créditos del servicio, como si de una compañía telefónica se tratase. Con esta funcionalidad, los usuarios pueden recibir las llamadas de Skype incluso cuando no están cerca de su computadora. Por ejemplo, podemos redireccionar llamadas a nuestro celular, o al teléfono de nuestra oficina. Una funcionalidad muy útil, sobre todo para aquellos que usan Skype por motivos laborales.


Uso de aplicaciones: además de ser una alternativa genial para la mensajería instantánea y la VoIP, Skype cuenta además con una serie de aplicaciones para hacer prácticamente de todo. Desde traducciones en tiempo real hasta grabación de llamadas, las aplicaciones de Skype son la joya del servicio.


Emoticonos y Fuentes: un software de mensajería instantánea no puede sobrevivir si no cuenta con una batería importante de smileys. Por ende, Skype tampoco escapa de la regla y nos presenta con una lista de caras, caritas y animales para adjuntar a las conversaciones. Además, si no queremos ser distraídos por la presencia de estos bichos, podemos desactivarlos desde el menú de Herramientas. Por otro lado, el tamaño y tipo de la fuente que usamos, de la misma forma que en Messenger, también puede cambiarse.


Instalar un voicemail: el correo de voz también es una opción cuando estamos usando Skype. También se encuentra bajo el menú de Herramientas, en Opciones > Llamadas, y vamos a tener que grabar un mensaje de contestador además de poder indicar que se nos envíen dichas llamadas a nuestro correo de voz personal.


Ajustes de privacidad: quizás algunos usuarios están preocupados por estar disponibles siempre para llamadas telefónicas. Al contrario, el programa cuenta con ajustes de privacidad avanzados que conforman uno de los más útiles trucos para Skype. Para poder ajustar nuestra privacidad, tenemos que ingresar justamente al menú de Privacidad, y configurar de forma personalizada nuestro perfil para, por ejemplo, recibir solamente llamadas de determinadas personas.


Extensiones: este consejo no está directamente relacionado con algo que encontramos en Skype, pero diferentes navegadores nos ofrecen extensiones y add-ons para aprovechar al máximo nuestra experiencia en el servicio. Así, por ejemplo, tenemos la posibilidad de sumar el remarcado de números telefónicos en cualquier página web para llamar desde Skype, entre otras cosas. Las extensiones realmente resuelven cualquier bache que quede en la experiencia.

Consejos y plugins para mejorar la seguridad en WordPress

WordPress Login
Hace unas horas hemos comunicado una noticia que no agradará a ningun usuario del CMS WordPress: un ataque usando la fuerza bruta está infectando blogs. Básicamente este ataque se basa en una lista de 1.000 usuarios y contraseñas comunes que intentan averiguar los datos de acceso al panel de administración del usuario principal (administrador) realizando una gran cantidad de logueos.
Al tratarse de un ataque usando la fuerza bruta existen diferentes formas de evitarlo o, por lo menos, asegurar que nuestro blogs esté a salvo contra este tipo de acciones. Estos son algunos de los consejos que te ofrecemos, tanto plugins como modificaciones desde el archivo .htaccess y recomendaciones. Veámoslo.

Plugins para asegurar el inicio de sesión

  • Limit Login Attempts. Lo describo en dos únicas palabras: muy importante. Su principal característica es la posibilidad de limitar el número de intentos de inicio de sesión por IP. De esta forma, cuando se intente realizar un ataque masivo éste será bloqueado (siempre y cuando proceda de la misma dirección IP). Además nos mostrará un informe de inicios de sesión que hayan sobrepasado el límite establecido, para bloquearlas definitivamente si lo creemos necesario.
  • WP Security Scan. Este plugin examinará nuestra instalación de WordPress para indicarnos incidencias, así como algunos consejos para aplicar que nos ayudarán a mejorar la seguridad. Nos mostrará consejos de contraseñas, permisos de archivos, seguridad en la base de datos, seguridad del panel de administración, etc.
  • Wordfence Security. Otro de los plugins esenciales para mantener el “orden” en WordPress ante ataques masivos y así también evitar sobrecargas en el hosting. Wordfence añade un sistema de firewall en nuestros blogs, detección de virus y tráfico en tiempo real. Lo importa del plugin es su opción de firewall, la cual viene desactivada por defecto y tendremos que activarla manualmente desde su configuración (marcar la casilla “Enable firewall rules”).
Wordfence Security for WordPress

Eliminar o modificar usuario “admin”

La mayoría de los ataques masivos, a fuerza bruta, usarán como nombre de usuario “admin” para robar nuestra contraseña. Por este motivo es más que aconsejable usar cualquier otro que no tenga ninguna relación con dicho nombre. Con las últimas versiones de WordPress es posible cambiar este usuario antes de realizar la configuración y primera puesta en marcha del blog. No obstante también podremos configurarlo a posteriori siguiente estos sencillos pasos.
  • Pasos a seguir si podemos acceder a nuestro panel de administración con nuestro usuario y contraseña habitual:

1. Accedemos al panel de administración con nuestro usuario “admin”.
2. Nos dirigimos al apartado “Usuarios” y creamos uno nuevo.
3. Rellenanos la información necesaria, con un usuario y contraseña que no sean comunes. Como perfil del usuario seleccionaremos “Administrador”.
4. Listo. Ya podremos borrar el anterior usuario administrador y empezar a usar el nuevo desde esos momentos.

  • Pasos a seguir si no podemos acceder al panel de administración con nuestro usuario administrador (desde PHPMyAdmin):

1. Lo primero que tendremos que hacer es asegurarnos de disponer de los datos de acceso a nuestro hosting. Una vez accedamos nos vamos al apartado de base de datos (PHPMyAdmin) y seleccionamos la correspondiente a nuestra instalación de WordPress.
2. Buscamos la tabla “wp_users” (puede variar en el caso de haber seleccionado otro prefijo al configurar WordPress, aunque siempre acabará en _users).
3. Nos aseguramos de estar en la pestaña “Browse”. En la tabla buscamos al usuario “admin” y damos en el botón del lápiz para editarlo.
4. Cambiamos los campos “user_login”, “user_nicename” y “display_name” por el nuevo nombre de usuario. Cambia únicamente éstos y deja los demás tal cual, sin modificar. Guarda los cambios y tendrás el usuario listo y configurado, con el nuevo nombre de usuario asignado.

WordPress Database

Consejos para mantener la seguridad

  • Aunque la mayoría de usuario no lo hacen, es recomedable realizar copias de seguridad mensuales de los archivos y base de datos. En el caso de perder los datos por un problema de hosting o ataque hacker podremos restaurarlo posteriormente sin problemas. Para automatizar esta tarea podremos usar el plugin WP-DBManager.
  • Debemos de usar contraseñas difíciles, nunca nombres o datos personales por su facilidad a la hora de obternerlos. Estamos acostumbrados a escucharlo pero muchos no lo ponemos en práctica, siendo unos de los principales causas en el robo de cuentas. Utiliza contraseñas que intercambien letras y númeras, mayúsculas y minísculas, o incluso carácteres especiales como ¬ ! #$%, entre otros.
  • Mantén actualizado WordPress, plugins y temas. Aquí no vale el “si está bien mejor no lo toques” o “mientras funcione lo dejo así”. WordPress, como cualquier otra plataforma, cuenta con agujeros de seguridad que se solucionan con nuevas versiones. Es por eso por lo que, sobretodo en actualizaciones menores, es muy recomendable actualizar para evitar posibles problemas en el futuro.
  • Desactivar plugins innecesarios. Aunque no lo creas, todos los plugins que estén activados repercutirán de una manera u otra en WordPress. Por eso, si algún plugin tiene algún agujero de seguridad podría ser aprovechado por hackers para entrar en nuestro sitio. Mi recomendación es dejar únicamente aquellos que realmente necesitemos, los demás con desactivarlos será suficiente.

Más trucos desde .htaccess

FileZilla FTP
.htaccess es el nombre de un simple archivo de texto que se añade a la raíz del sitio, en el cual pueden aplicarse distintas reglas sobre los directorio y archivos de nuestra Web. En este caso aprovecharemos dicho archivo para aplicar mejoras en la seguridad de WordPress. Veamos algunos códigos sencillos que podemos añadir a dicho fichero, uno por línea.
  • Evitar la exploración de carpetas. Es de suma importancia prohibir que los visitantes puedan acceder y visualizar las distintas carpetas y directorios de WordPress (como wp-admin, por ejemplo). Solo tendremos que añadir estas línea a nuestro archivo .htaccess para bloquearlo por completo.
Options All -Indexes
  • Proteger el archivo wp-config.php. Se trata del archivo más importante de WordPress, el que incluye la información vital para el funcionamiento, así como los datos para acceder a la base de datos. Aunque evidenmente este archivo no puede visualizarse en el navegador, siempre es interesante aplicar medidas extras “por si las moscas”. Más vale prevenir que curar.
<files wp-config.php> order allow,deny deny from all </files>
  • Bloquear el acceso a wp-content. Es la carpeta que engloba todos los temas, plugins, imágenes y archivos que sirven para personalizar el blog. Para evitar accesos no autorizados bastará con añadir lo siguiente.
Order deny, allow Deny from all <files ~”.(xml|css|jpe?g|png|gif|js)$”> Allow from all </files>
  • Proteger y bloquear el archivo .htaccess. Sí, también puedes bloquear el mismo archivo que se utiliza para añadir todas las anteriores reglas sobre directorios. Con la siguiente línea será sufiente para asegurarlo.
<files ~”^.*\.([Hh][Tt][Aa])”> Order allow, deny Deny from all Satisfy all </files>